Gran jarana por el Día del Pisco Sour
A+

El pisco sour se codea cada vez con más éxito en los mejores bares del mundo. La combinación de destilado de uva, jugo de limón, azúcar, hielo picado, clara de huevo y jarabe de goma ha dejado huella en los paladares más exigentes.

El origen de nuestra bebida de bandera tiene lugar en el famoso Bar Morris, ubicado en lo que ahora es la cuadra cuatro de Jirón de la Unión, y que tras su desaparición, fue el Bar Maury el encargado de tener la batuta para continuar con la tradición.

El Hotel Bolívar también fue sede importante de su difusión, con la gran cantidad de turistas que alojaba dio a conocer esta bebida al mundo.  Y es que cuando se prepara nuestro emblemático trago, no hay escapatoria posible.

Desde 2004, el Perú celebra cada primer sábado de febrero ‘El Día del Pisco Sour’ y desde 2007 se considera ‘Patrimonio Cultural de la Nación’. Con motivo de esta fecha, la Municipalidad de Surco convoca todos los años al Festival del Pisco Sour, donde más de 60 comerciantes del pisco exponen sus mejores productos desde los valles de Lunahuaná, Cañete, Ica y Pisco. Una celebración que viene acompañada de festejo, marinera y platos típicos como chancho al palo, tacacho con cecina y las características raspadillas de verano.

El Campeón Panamericano de Coctelería, Martín Huapaya, mencionó que la clave para la preparación de un buen pisco sour está en la correcta elección del pisco y el zumo de limón recién exprimido: “El aroma del pisco es importante, si tiene un olor a acetona, no es un buen pisco”. El también máster bartender aclaró que el uso de la licuadora no es elemento indispensable durante la preparación: “Por sobre todo se debe optar por la coctelera, así el hielo no se tritura”.

Las novedades de la feria fueron el ‘Avenger sour’ compuesto por uva quebranta, macerado de kion, jarabe de manzana y coco. Por otra parte, el ‘Rocoto sour’ también captó la atención de los asistentes, una bebida compuesta de blanqueado de rocoto, un proceso crucial para quitarle el característico picor. Y, finalmente, el ya conocido ‘Papa sour’, hecho de papas nativas y toques de guanábana.

El crecimiento en la exportación del pisco ha sido contundente. Las estadísticas indican que una familia productora de pisco puede llegar a exportar un mínimo de 15 mil litros al año, el interés proviene de países como Chile, Estados Unidos, Alemania y Holanda. Los trabajos para la promoción de la bebida nacional no han quedado atrás, hace algunas semanas la Marca Perú organizó un concurso internacional del pisco en España, una propuesta que gozó de un rotundo éxito.

Festival

El XV Festival del Pisco Sour de Surco se celebrará del 1 al 4 de febrero en la Plaza de Armas del distrito.

Geraldo Capillo