La fiesta del café
A+

Cada cuarto viernes de agosto se conmemora el Día Nacional del Café Peruano, y los productores de Villa Rica (Oxapampa, Pasco) no pueden quedar exentos de la celebración. ‘La tierra del grano’ está ubicada a 521 kilómetros de la capital, su clima se caracteriza por ser cálido y en 2010 se convirtió en el quinto producto de origen peruano. Durante tres días, la Expo Café Villa Rica 2018 abrió sus puertas para exponer sus mejores granos en la plazuela del Teatro Municipal.

El café que se produce en Villa Rica es complejo, al tener un cuerpo delicado y una fragancia con aromas frutales. Asimismo, registra una alta acidez, a través de sus sabores dulces a caramelo y nueces.  La cosecha requiere dedicación y mucho tiempo de cultivo, procesos que incluyen la selección de semillas, cosecha, secado del grano, almacenamiento, descascarado, tostión, embalaje, molienda y, finalmente, la preparación de la bebida.

Según diversos estudios, el consumo del café reduce el riesgo de cálculos biliares y males de la vesícula, alivia el dolor de cabeza y algunos tipos de migraña, se asocia a un menor riesgo de alzhéimer, se usa para el tratamiento del asma y evita el estreñimiento. Existen alrededor de diez métodos de pasar el café, como la cafetera o percoladora, chemex, prensa francesa, cafetera italiana, dripper, aeropress, cafetera expresso, bolsa o colador, sifón y la cafetera turca.

La presidenta de la Cámara de Turismo y Producción de Villa Rica, Andrea Flores Castro, se refirió al trabajo logístico detrás de la Expo Café 2018. “Esta es la octava edición de la feria y está conformada por los miembros de la asociación de Villa Rica. Todos hemos participado para el traslado de las 24 casetas austro-alemanas, y coordinado para la ejecución de los talleres de danzas típicas y la instalación de un puesto de degustación, buscando exponer nuestra cultura cafetalera”, señaló.

Asimismo, la especialista debatió algunas fantasías que rodean la existencia del famoso grano. “Este tipo de eventos nos permite erradicar los mitos alrededor del café, como que el grano es negro, una oración asociada a una falsa idea de carbonización. De otro lado, la feria logra que los asistentes comprendan la importancia de beber el café sin azúcar, con el objetivo de perfeccionar su paladar y distinguir las diversas zonas productoras. Cada espacio cafetalero en Villa Rica es distinto, porque está sometido a una altitud, temperatura y suelo diferente”, sostuvo.

“Detrás de cada caseta, existen cientos de participantes en la producción, cosecha y secado del grano. Son elementos que reflejan nuestra historia y abren las puertas al público limeño y extranjero para que conozcan y valoren el trabajo del proceso. Muchos de estos puestos tienen reconocimientos internacionales, así que hablamos de la excelencia del café peruano en su máxima expresión”, agregó.

CONSUMO PROMEDIO

“El peruano aún cree que el café es tóxico, pero desconoce que nuestro consumo personal no sobrepasa los 850 gramos al año, contra los nueve kilos que se consume en Estados Unidos. Los compatriotas no son conscientes de su riqueza, incluso muchos médicos evitan recomendar el café porque en el día a día prueban granos quemados o en mal estado, y generalizan el hecho”, indica Flores Castro.

(G. CAPILLO)