Moda “fit” que se impone
A+

Detalles que marcan la diferencia. La moda “fit” llegó al Perú de un momento a otro y despertó el interés de un público cada vez más exigente, que en su afán de verse mejor, se arriesgan por este tipo de prendas, en la que se rescata el entalle perfecto.

Primero fueron los jeans entallados para mujeres, luego para hombres, hasta que ahora todo tipo de prendas se inspiran en este corte “fit”, que ha logrado cautivar a un público específico.

Los creadores de este innovador diseño han pasado desapercibidos durante muchos años, sin embargo, de la mano con su crecimiento empresarial los propietarios de Damher fueron los pioneros que de manera autodidacta acertaron con el gusto del público, hasta que luego se consolidaron en el mercado.

Carolina Mena, administradora de esta corporación, cuyos inicios fueron en el año 2000, nos cuenta que todo su progreso se construyó a base del esfuerzo de sus propietarios, gracias a la sagacidad y espíritu emprendedor de ellos, que no se amilanaron a pesar de la difícil situación política y económica que atravesaba el país en esos años. Fueron años duros, pero el esfuerzo rindió sus frutos.

“Empezamos vendiendo 25 prendas al día, que era todo nuestro capital, y luego comprábamos más material para fabricar de inmediato más pantalones y seguir vendiendo”, cuenta emocionada la ejecutiva y agrega que luego fueron 100 ventas al día y después 600. Ahí nos dimos cuenta que las cosas debían de cambiar…pasaron los años y ya cuando comenzamos a producir de manera industrial, hemos sabido llegar hasta 10 mil pantalones por día”, detalla Mena.

Hoy en día cambiaron su público, y luego de sus pasos iniciales en el emporio de Gamarra,  hoy fabrican prendas en serie para conocidas tiendas por departamento de nuestro país y las ganas de seguir creciendo no se detienen.

Apoyo social

De la mano con su éxito comercial, la familia de esta corporación ha logrado también realizar un trabajo sostenido en el ámbito social, siempre apoya a todo tipo de organizaciones que lo soliciten, además, ofrece trabajo permanente a las integrantes de los clubes de madres de la zona de San Martín de Porres, donde se encuentra su fábrica. Además, acaban de inaugurar un outlet (Fashion Wek, Toribio Luzuriaga 1974), donde rematan todos los saldos de su numerosa producción, a precio de fábrica.