Ovodonación logra el sueño de ser mamá
A+

Para muchas mujeres llegar a embarazarse puede ser algo difícil de lograr por la edad avanzada o por alguna enfermedad que afectó su función reproductiva, sin embargo,  gracias a los avances en la medicina reproductiva, en la actualidad tienen la posibilidad de experimentar el embarazo y el nacimiento de un bebé mediante el tratamiento de ovodonación de óvulos.

El referido tratamiento consiste en utilizar los óvulos donados por otra mujer para ser fecundados con el espermatozoide de la pareja en el laboratorio y luego implantar en el útero de la mujer receptora (quien recibe los óvulos donados) los embriones obtenidos, dijo el Dr. Ygor Pérez, especialista en ginecología y fertilidad del Centro de Fertilidad y Reproducción Asistida.

La ovodonación brinda 66% de posibilidades de lograr el embarazo en un primer intento a aquellas mujeres que no pueden concebir porque no tienen óvulos o porque la calidad de estos no es la adecuada, ya sea porque se tiene más de 35 años de edad o como consecuencia de alguna enfermedad.

“Las altas posibilidades de embarazarse se deben a que los óvulos donados provienen de mujeres jóvenes, es decir, con menos de 30 años de edad”, agregó el especialista con motivo del Mes Internacional de la Fertilidad.

Las donantes son mujeres que ya han tenido un hijo y desean donar sus óvulos, pero que además han cumplido un protocolo que incluye un perfil psicológico para conocer el coeficiente intelectual y su personalidad, así como un análisis de sangre para saber su grupo sanguíneo, descartar consumo de drogas e infecciones de transmisión sexual.

También pasan por un estudio médico para ver si tienen alguna enfermedad hereditaria. Cumplido el protocolo las donantes entran a un proceso de estimulación ovárica para la obtención de múltiples óvulos que luego son guardados en el banco de óvulos hasta cuando se necesite.

Las mujeres receptoras también pasan primero por un perfil psicológico y luego reciben tratamiento de terapia hormonal para preparar al útero para recibir el embrión, que ocurra la implantación y se logre el embarazo. “Logrado esto viven el proceso de su embarazo como cualquier gestante y se genera un estrecho vínculo entre madre e hijo a tal punto que el tema de la donación de óvulos queda superado”, sostuvo el Dr. Pérez.

Riesgos son los mismos que en otras gestantes

Logrado el embarazo, el riesgo de presentar alguna complicación durante la gestación es el mismo que tienen las mujeres que se embarazan de manera natural, es decir, hay riesgo de  aborto espontáneo, parto prematuro, preeclampsia e incluso de tener un bebé con alguna malformación congénita. En el caso de mujeres receptoras que superan los 40 años de edad hay mayor riesgo de tener complicaciones como en cualquier gestante de avanzada edad.

El especialista destacó que en la actualidad cada vez hay más mujeres que requieren de este tratamiento a causa de la maternidad postergada que ha llevado a la mujer a buscar el embarazo después de los 35 años, edad en la que empieza a disminuir la cantidad y calidad de los óvulos, por lo tanto, la posibilidad de lograr embarazarse.

Se incrementa

Según datos de la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida, del 2013 al 2016 solo en Latinoamérica se ha incrementado en 25 % los procedimientos por ovodonación.