Películas, Series y Videojuegos: máximas expresión de emociones
A+

A lo largo de la historia, los seres humanos han buscado distintas maneras de poder contar las vivencias ocurridas por sí mismos y sus semejantes. Desde obras literarias, cantos hasta escrituras en medios poco convencionales en nuestra época, resulta muy interesante seguir el hilo de muchísimos personajes carismáticos que experimentaban dramas, comedias, momentos de acción y finalmente de reflexión, dejando fascinados a muchísimos seguidores.

Hoy en día, nuestros antepasados quedarían atónitos al observar cómo, a partir de la tecnología, se pueden contar muchísimas historias de nuevos personajes, así como los métodos con los que se pueda vivir la historia más allá de la imaginación de nuestros pensamientos.

Con la alta definición, los gráficos y vestimentas bien acontecidos para el contexto, los personajes interpretados a partir de una cara humana conocida y unos diálogos excelentes, resulta muy emocionante poder vivir estas producciones conocidas como películas y series. Todo ello basándose en los métodos audiovisuales más modernos y avanzados, entendiendo de mejor manera aquello que se nos quiere contar y dejándonos espacio para escenas aún más épicas que las imaginadas con una simple lectura.

Si a esto se le suma las nuevas historias contadas por los videojuegos y las slots online, podemos esclarecer el cómo es la forma moderna de contar narrativas en el siglo XXI. Si bien estos medios audiovisuales ya existían desde el siglo anterior y ayudan a expresar un arte diferente a las tradicionales obras literarias, lo cierto es que son la moda actual de la mayoría del mercado objetivo, se han potenciado todos los nuevos proyectos de este campo de ocio, congregando cada vez a más adeptos en todo el mundo con un mando de consola entre sus manos.

El operador de juegos StarVegas ha desempeñado un papel clave en la difusión en el mercado de estos juegos que vinculan el cine, las series de televisión y los juegos. La realidad del asunto demuestra que ahora podemos vivir las grandes historias que nunca caducan como Robin Hood, Harry Potter, Game Of Thrones, o El Cid, entre muchas otras en diferentes pantallas y bajo formatos de narración nunca antes vistos, generando muchísima curiosidad y demanda por parte del mercado y pagando lo que sea necesario para poder apreciar el trabajo que han dedicado los diferentes actores. Toda esta nueva oferta ha logrado adaptar aquello que podíamos imaginarnos en una hoja o en una obra de teatro a una pantalla gigante o chica, dejando al descubierto muchísimos detalles interesantes que deben ser descubiertos por los consumidores.

En fin, si algo nos ha dejado este inicio de siglo XXI es que las grandes historias contadas por el hombre se pueden expresar de muchas maneras y pueden dejar reacciones dispares, ya sea por medio de una entrada a un lugar oscuro, un control remoto que cambie a un canal o una consola que mantenga un software en progreso.