Personas con osteoporosis deben evitar ciertas posturas de yoga

Pérdida de contenido mineral puede provocar lesiones en huesos.

Las posturas de yoga en las que hay que flexionar la columna más allá de los límites pueden aumentar el riesgo de una fractura de compresión en las personas con afinamiento de los huesos, reveló un estudio de la clínica Mayo.

Las investigadoras de este centro médico y de otros lugares describieron las lesiones debidas al yoga. El estudio examina las fracturas en las personas con osteoporosis y osteopenia, afecciones que se caracterizan por baja densidad ósea.

Cabe mencionar que la osteoporosis es una enfermedad en la que los huesos se afinan y se vuelven más porosos debido a la pérdida del contenido mineral. Cuando la pérdida ósea no ha alcanzado la etapa para diagnosticarla como osteoporosis, se la conoce como osteopenia.

Un grupo de estudiosos del tema revisaron los expedientes médicos de 89 personas, en su mayoría del sexo femenino, remitidas a la clínica Mayo entre 2006 y 2018, debido a un dolor atribuido a dicha práctica. Algunas de estas personas recién habían empezado a hacer yoga, a diferencia de otras que lo habían practicado durante años. Todos presentaban sea dolor de la espalda, cuello, hombro, cadera, rodilla o una combinación de estos.

Los pacientes identificaron 12 poses que, según ellos, causaba o agravaba los síntomas. Los movimientos más comunes eran de flexión o extensión extrema de la columna. Por ello, los investigadores usaron los expedientes médicos de los pacientes, los exámenes médicos y los estudios por imágenes para confirmar y categorizar los daños como lesiones del tejido blando y lesiones óseas.

Las investigadoras reconocieron 29 lesiones óseas, entre ellas degeneración de los discos, deslizamiento vertebral y fracturas de compresión. Las últimas parecían relacionarse con las posturas que ejercen más presión sobre las vértebras y los discos.

“El yoga tiene sus ventajas. Mejora el equilibrio, la flexibilidad, la fuerza y es una buena actividad social; pero cuando uno sabe que tiene osteoporosis u osteopenia, hay que modificar las posturas para adaptarse a la afección. A medida que la gente envejece, sería beneficioso que revisara los ejercicios antiguos para prevenir consecuencias indeseadas”, comenta Mehrsheed Sinaki, especialista en medicina física y rehabilitación.

En los pacientes que adoptaron las recomendaciones para modificar sus movimientos, hubo reducción del dolor y mejoría de los síntomas. En un comentario aparte, el Dr. Edward Laskowski, codirector de medicina del deporte de la clínica Mayo, pide a los proveedores de atención médica, así como a los pacientes y profesores de yoga que trabajen conjuntamente para recetar ejercicios personalizados que tomen en cuenta el historial, a fin de protegerlo contra lesiones y permitirle obtener el máximo beneficio.

AUTORAS
Las investigadoras que participaron en el estudio fueron la Dra. Melody Lee de Mayo Clinic y primera autora del trabajo y la Dra. Elizabeth Huntoon de la Universidad de la Mancomunidad de Virginia.

Puede encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.