Peruanos y latinoamericanos son apasionados de los juegos online
A+

El periodo de aislamiento causado por la pandemia puede afectar de distintas maneras a jóvenes y adultos en general. El aburrimiento de estar mucho tiempo en casa sin hacer nada puede generas estrés o irritabilidad. El buscar nuevas formas para entretenerse ha potenciado el placer y la pasión de los peruanos y latinoamericanos que buscan de alguna manera encontrar a los mejores casinos online en Chile , por solo nombrar un país dentro de los muchos que buscan un paliativo para mitigar el hastío del confinamiento en estas plataformas que satisfacen la necesidad de pasar un rato disfrutando de los juegos online y los video juegos, que se plantean como una de las mejores opciones, porque al ser un medio interactivo, requiere necesariamente del participación del jugador, con lo que se logra evitar la sensación de soledad. Esto se evidencia en los modos multijugador, los cuales logran que miles de usuarios de Internet se unan en un mismo objetivo: jugar y ganar.

El hastió del confinamiento

Los prejuicios sobre los juegos online y los videojuegos alejan a los padres latinoamericanos de sus hijos. Entre los estereotipos más usuales se encuentra la obsoleta percepción de que “dañan a el cerebro” o “son malos para la salud”. Un rango que oscila de dos de cada diez usuarios de juegos admite sentirse avergonzado del tiempo que dedica a los juegos y tratan y en algunos casos de ocultar esta actividad a sus padres o adultos mayores que los tienen a su cargo. Estos viejos estereotipos han sido descubiertos y analizados por un estudio de investigación llamado “Generación Juego” encargado por la firma Karspersky y realizado por la empresa consultora Savanta.

Según esta investigación realizada por un equipo multi disciplinario, los jugadores peruanos son los que más se avergüenzan del tiempo que pasan jugando, con un porcentaje de 27,8, les siguen los colombianos con un 22,5 % y los argentinos con un 20,5 %. Seguidos por los chilenos con 19,2 %, los mexicanos con un 18,3 % y finalmente por los brasileños con un 12 %. La encuesta entrevisto un universo de más de 5000 jugadores de 17 países, entre los que destacan los seis países latinoamericanos citados anteriormente.

Todos los encuestados se distribuyeron de la misma forma por género, tienen una edad menor de 35 años y dedican de 5 a 10 horas a la semana a esta pasión lúdica. El objetivo de la encuesta era comprender los cambios que suceden en la dinámica entre los usuarios de estos juegos y sus padres, sobre todo los cambios y dinámicas de los que aún viven con ellos en la misma vivienda. El interés es buscar salidas, o lo que se puede hacer para superar estos estigmas y barreras.

Estos resultados también destacaron algunas frustraciones por parte de los jugadores latinoamericanos en relación con sus padres, A pesar de que ciertos aspectos positivos de estos juegos son reconocidos por los adultos, entre los que destacan las habilidades sociales o el aprendizaje de una lengua extranjera que se da paulatinamente por las horas en contacto con otro idioma.