Punta Sal: Bienvenidos al Paraíso

Es el lugar ideal para el descanso, disfrutar de la naturaleza, muy lejos de la rutina y el estrés urbano. Se trata de una pequeña playa peruana en forma de herradura, de aguas tibias y tranquilas.

Entre julio y octubre cuenta con un espectáculo adicional, se trata del avistaje de ballenas. Se podrá observar cómo las madres enseñan a nadar a las crías, en tanto, los machos, se dedican a saltar olas…

También se puede practicar paddle, o kite-surfing, o realizar caminatas, entre otras actividades deportivas al aire libre.

En cuanto al alojamiento, el Decameron Punta Sal, se destaca de manera especial por su propuesta “all-inclusive”. Se trata de un Resort, Spa, Centro de Convenciones, es una invitación para disfrutar, que incluye programas de actividades diarias. Incluye deportes acuáticos no motorizados como el windsurf, kayak, botes a pedal, snorkeling y veleros. También promueve el entretenimiento nocturno con shows para niños y adultos.

El hotel es una modalidad de hospedaje requerida por un estilo de viajeros, que procuran  la comodidad absoluta, durante la estadía de vacaciones. El “todo incluido”, va ganando adeptos por la simplificación de gestiones junto a la posibilidad de mejorar los costos, acceso a promociones, etc.

¡Para ir agendando!