CAMINO Y RUTA. PARA LLEGAR A UN ESPACIO MÁGICO

San Bartolomé, un paraje en la carretera

Distrito de agricultores, con frutos tan ricos, fue uno de los puntos invadidos por tropas chilenas.

San Bartolomé, un paraje en la carretera
  • Fecha Viernes 22 de Noviembre del 2019
  • Fecha 8:35 am

POR VLADIMIR RENDÓN ACAT

A dos horas de Lima, camino a Huancayo, está el pueblo de San Bartolomé, un lugar mágico que tiene más de una leyenda y más de un motivo por conocer. San Bartolomé es un distrito creado el 5 de mayo de 1946, pero ya era un lugar de agricultores de tuna, mango y palta desde la época del incanato, tan rico en comestibles que fue uno de los sitios que las tropas chilenas invadieron en la Guerra del Pacifico (1879-1884).

Es así como uno de los mitos de San Bartolomé es el referido a la “campana dorada”, un objeto mítico de oro puro escondido por fieles católicos entre los cerros para que no fuese llevado por el entonces invasor.

Este relato va de generación en generación, y quien nos lo cuenta es un poblador que dice haber escuchado retumbar la campana entre los cerros, dicho ruido es símbolo de fe del pueblo de San Bartolomé.

Pero hay más de una historia, si bien es cierto San Bartolomé es un lugar creado como distrito en el gobierno de José Luis Bustamante y Rivero este sitio tiene anexos, restos arqueológicos Chucuncuya, y el Bosque de Zárate, donde sí o sí hay que ir con un guía para caer perdido entre los árboles. San Bartolomé también es historia en Acción Popular (partido político que ha estado dos veces en el poder), ya que fue el arquitecto Fernando Belaunde Terry quien en su primer gobierno (1963-1968) llevó la luz eléctrica, construyó el estadio que lleva el nombre del dos veces mandatario, y en honor a ello hay una pintura del presidente Belaunde y doña Violeta Correa (esposa del presidente) como un atractivo del lugar.

También hay casas con poemas en sus muros y pinturas hechas con rocas de colores traídos de las alturas. Si hay un reclamo de los pobladores de San Bartolomé y sus anexos es el uso del tren para atraer el turismo en sus fiestas de enero, mayo y diciembre (hoy el tren es básicamente para el traslado de minerales desde la región Junín hasta el puerto del Callao), además del apoyo para tecnificar el agro, ya que ahora la economía de San Bartolomé se basa solo en el cultivo de la tuna, pero hay potencial para la palta y el mango, productos de exportación muy pedidos por el mercado asiático.

PROYECTOS

Proyectos para tecnificar el agro existen, también un colegio obra del arquitecto Ferrnando Belaunde, y existe además una fe innata y demostrada en la iglesia del pueblo que data de finales de 1800 y que sigue en pie pese al tiempo.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
Se pierden miles de bonos para casas de policías y militares

Se pierden miles de bonos para casas de policías y militares