Sofía Franco quedó en libertad: La expresentadora pagó una multa y se le suspendió su licencia por 3 años

A su salida de la dependencia policial, la expresentadora de televisión evitó brindar declaraciones a la prensa y subió a una camioneta que la esperaba en el frontis.

ACTUALIZACIÓN

Sofía Franco fue liberada esta tarde de la comisaría de Santa Felicia, en La Molina, donde permaneció detenida las últimas horas tras provocar un accidente de tránsito.

La expresentadora de televisión pagó una multa equivalente a un UIT (S/4.300) y se le suspendió su licencia por 3 años por conducir bajos los efectos de alcohol.

A su salida de la dependencia policial, Sofía Franco evitó brindar declaraciones a la prensa y subió a una camioneta que la esperaba en el frontis.

NOTA PREVIA

La expresentadora de televisión y esposa del alcalde de La Molina, Álvaro Paz de la Barra, Sofía Franco, fue detenida al protagonizar un accidente de tránsito en presunto estado de ebriedad.

Actualmente se encuentra en la comisaría Santa Felicia. Ello luego de que su auto impactara contra una unidad y un motorizado en la cuadra 6 de la Av. Melgarejo, en La Molina.

“Se mete a la berma para tratar de fugarse, los vecinos que estaban haciendo deporte la han parado. Ella en su desesperación ha abierto la puerta y ha salido corriendo con un six pack de cerveza en mano (…) mientras eso pasaba su compañera trata de llevarse el auto”, señaló un testigo.

Según RPP, el dosaje etílico aplicado a Sofía Franco arrojó que manejaba bajo los efectos del alcohol y tenía 1.8 gramos por litro de sangre.

MARCA DISTANCIA

Por su parte, el alcalde Álvaro Paz de la Barra lamentó el accidente protagonizado por Sofía Franco y reveló que se encuentran separados desde hace un mes.

“La señora Sofía Franco es la madre de mi hijo, hemos tenido una relación de 9 años y desarrollando vínculos de reprocidad y afecto entre nuestras familias de origen. Sofía tiene mi respeto y consideración”, señaló.

Finalmente Paz de la Barra pidió que se respete la vida personal y privada de ambos, pues existe un menor de por medio “cuya estabilidad física y emocional nos incumbe y requiere nuestra atención, protección y asistencia”.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.