DESTACADO. EN LA TERCERA CORRIDA ANTE GANADO POCO APARENTE

Solo el venezolano Colombo pudo lucirse

Cogió los palos el matador y clavó al cuarteo tres pares; dos por el pitón derecho y uno por el izquierdo.

Solo el venezolano Colombo pudo lucirse
(Foto: Manuel Gonzáles)
  • Fecha Martes 19 de Noviembre del 2019
  • Fecha 8:47 am

Por Pedro León Martínez

Tarde fría, sin sol, y con ganado inaparente para la Plaza de Acho, se realizó la llamada corrida hispanoamericana. Con algo menos de media plaza en los tendidos tomaron parte los matadores Jerónimo, mejicano, que vistió de burdeos y oro; el colombiano Luis Bolívar que también vistió de burdeos y oro; Paco Ramos, español, vestido de grana y oro; el peruano Luis López de gris perla y oro; el español Rafael Serna vestido de azul lavanda y oro, y el venezolano Jesús Enrique Colombo con elegante traje corinto y oro. Se anunciaron 3 toros de Santa Rosa de Lima, terciados y de regular juego y 3 toros de Santiago Apóstol, mansos y con peligro.

Previamente a la corrida había incertidumbre sobre el ganado y visto el resultado, es evidente que se trajo lo que se pudo conseguir, ganado con poca garantía de éxito para nuestra Plaza de Acho como lo demostró el resultado de su lidia. La corrida fue larga y por momentos tediosa, a lo que contribuyó el hecho de que según costumbre recientemente impuesta en Acho, 4 de los matadores se presentaban por primera vez y confirmaron alternativa.

(Foto: Manuel Gonzáles)

Personalmente no me parece adecuado este trámite que tradicionalmente nunca se dio en Acho y que entre la ceremonia de la confirmación y la posterior devolución de trastos demora el transcurso de la corrida, más aún en casos como el de esta corrida que se dio para tantos matadores. El diestro mexicano Jerónimo toreó un ejemplar de Santa Rosa de Lima, bonito de tipo, algo bizco del izquierdo, que se desplazó con alegría. Buenas verónicas como carta de presentación del azteca.

Con la muleta hay faena larga con series de mano derecha principalmente. Con la izquierda captamos una buena serie donde destacó un natural muy bueno. Se notó un poco la incomodidad del torero, acostumbrado a un toro con menos acometividad y temperamento, lo cual por momentos descolocó al torero. Alarga la faena y después de pinchar dos veces acierta con el descabello. Hay silencio para su labor. El segundo toro es de Santiago Apóstol. Es muy terciado y un poco se tapa con la cabeza pues está bien armado. Bolívar inicia con larga cambiada de rodillas en tablas del 5, pero el toto remata muy descompuesto. Con la muleta el colombiano poco puede hacer por la mala embestida del toro que lleva peligro. Mata pronto y hay silencio.

(Foto: Manuel Gonzáles)

El tercer toro, de Santa Rosa de Lima; también es de poca presencia y desde la salida se muestra como difícil. Llega el toro a la muleta de Paco Ramos como un marmolillo que casi no embiste, pero cuando lo hace evidencia muy escasas condiciones. Lo cual incomoda al torero pues no le permite agradar al público. Mata pronto y hay silencio. El cuarto toro es de Santiago Apóstol, grande pero feo de tipo. Embiste desarrollando sentido. Luis López se pone de rodillas a porta gayola y se libra de un percance.

El toro arrolla feo al torero. Durante el tercio de banderillas el toro atropella al subalterno Andy Guerrero golpeándolo fuertemente. Con la muleta hay mucha indecisión en el torero peruano que no puede dominar al astado. Con la espada está impreciso hasta en tres intentos y después se muestra incapaz con la puntilla. Escuchó los tres avisos. Rafael Serna cargó con el peor toro, un manso de Santiago Apóstol que desde la salida saltó al callejón a la altura del tendido 14. Aparentemente el toro se sintió por el salto porque cojeaba notoriamente de las patas traseras. El torero español decidió no aburrir por la mansedumbre del ganado y mató pronto.

(Foto: Manuel Gonzáles)

GRAN OVACIÓN

El joven torero venezolano Jesús Enrique Colombo tuvo suerte de que le tocara un toro de Santa Rosa de Lima con el que pudo lucirse. Inicia con verónicas y remata con una media. Hay gran ovación. Coge los palos el matador y clava al cuarteo tres pares; dos por el pitón derecho y uno por el izquierdo. Con el público entregado realiza una buena faena con ambas manos especialmente con la derecha. Hay por fin alegría en el tendido. Culmina el espada con bernardinas y con la espada hay dos pinchazos y un descabello, que lo hacen perder la oreja que habría ganado.

DESCONTENTO

Al término de la corrida, el descontento es general. Es verdad que la empresa hace el esfuerzo de gestionar una Feria tan tradicional como la nuestra, pero pensamos que cuando las cosas no muestran las características de lo que debe ser una corrida seria es preferible suspenderla, resguardando el prestigio de nuestra Plaza y de la Feria.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
PJ evaluará prisión preventiva contra Keiko Fujimori el 26 de diciembre

PJ evaluará prisión preventiva contra Keiko Fujimori el 26 de diciembre