Tula Rodríguez: «Acepto los designios de Dios»
A+

Aceptación y resignación. Tula Rodríguez vive un difícil y doloroso momento tras la muerte de su esposo Javier Carmona. Y es que, tras dos años de permanecer en estado vegetativo, el conocido empresario de televisión falleció la mañana de este miércoles a los 56 años.

En breve comunicación con el programa ‘En boca de todos’, la conductora reafirmó que estará tranquila por su hija Valentina. “Obviamente es una situación en la que es inevitable no sentir dolor. Sin embargo, solo nos toca aceptar los designios de nuestro señor. Aquí estoy con Valentina que necesita todo el amor y cariño para que pueda entender la situación que muchas veces como grandes nos cuesta entender. Aquí firmes y nada. Solamente pidiéndole a Dios tranquilidad”, expresó Tula.

Aquel 19 de agosto de 2018, el empresario tuvo que ser trasladado de emergencia a un hospital debido a un infarto que provocó la disección de la aorta. Pese a que los médicos lograron salvarle la vida, la falta de oxígeno en el cerebro le provocó una encefalopatía hipóxica. Este mal lo llevó a un trastorno vegetativo del cual no pudo salir hasta el día de su muerte.

Cabe recordar que a inicios de la pandemia por el coronavirus, Carmona dejó la clínica para ser cuidado en su casa junto a su esposa.

LA HISTORIA DEL ‘CLIC’
La historia de amor de Tula Rodríguez y Javier Carmona se inició hace más de una década con el famoso “clic” al ritmo de ‘Que levante la mano’, entonces el gerente de televisión estaba casado con Gisela Valcárcel. En el 2012, se casaron por civil y, cuatro años antes, se habían convertido en padres de Valentina.

Carmona se casó con Gisela Valcárcel en 2006 después de pedirle matrimonio tres veces. Sin embargo, el matrimonio fracasó, y surgieron rumores de que Tula Rodríguez “se había metido en medio de la relación de la ‘Señito’ y Javier”. La conductora lo desmintió luego. “Yo sería incapaz de meterme en la relación de alguien”, dijo Rodríguez.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.