FIL LIMA. EXJEFA DE DEVIDA CUENTA ANÉCDOTAS

‘Tiempos de escolta’ de Carmen Masías

Protagonista expone los estereotipos arraigados en la administración pública.

‘Tiempos de escolta’ de Carmen Masías
(Foto: Luis Borja/EXPRESO)
  • Fecha Martes 30 de Julio del 2019
  • Fecha 12:09 pm

Tras cuatro años en la presidencia de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida Sin Drogas (Devida), Carmen Masías Claux decidió escribir su experiencia como funcionaria, tomando como punto de partida la asignación de su equipo de seguridad.

‘Tiempos de escolta’ expone la fragilidad de su protagonista, pero también su lucha por acortar el esquema jerárquico, el riesgo de visitar zonas cocaleras y el entorno masculino; elementos que venían con el cargo.

-Muchos visualizan a las escoltas como personas rudas, pero en este libro los retratas de manera muy personal…

Así es. Muchas veces las escoltas son tratadas como robots y no como personas que -al igual que nosotros- tienen familia y enfrentan problemas (…) y cuando comienzo a entablar una relación humana con ellos, supe que tenía que escribir un libro y dedicárselos. En estas páginas volqué nuestras anécdotas y traté de hacerlo a través de sus ojos. Incluso, relato un suceso con uno de ellos, Óscar, quien intentó renunciar porque no concebía que una mujer le dicte las órdenes, y ahora somos buenos amigos.

-¿Temiste que conozcan tus debilidades?

Al principio. Uno mismo presenta estereotipos y por otro lado, el sistema indica que debes ser segura y jerárquica, pero con el pasar del tiempo aprendes que la firmeza no tiene nada que ver con las órdenes, sino con la persona de quien proviene. Recuerdo que en 2002, recibí la noticia de la muerte de mi hijo, Renzo Uccelli, en un viaje a Ucayali, pero decidí contener mi tristeza y cumplir con mi jornada. Pero con el tiempo uno aprende que la resiliencia no siempre es necesaria, porque no hay razón para esconder nuestra ternura.

-¿La idea de un atentado en tu contra fue permanente?

Lo fue al inicio. Recordemos que tener una escolta significa la existencia de un riesgo de muerte, y si a eso le sumamos de que no conocía a las personas de mi alrededor, la sensación de miedo se mantiene. Pero tuve que perderlo rápidamente debido a mi trabajo y constantes visitas a zonas cocaleras. La adrenalina y experiencia me ayudaron a olvidarme de la posibilidad de un atentado, y hasta ahora las personas cercanas me preguntan cómo lo conseguí.

-También en ‘Tiempos de escolta’ explicas la exposición que tuvo tu familia…

Cuando inicié mi labor en la administración pública traté de proteger mucho a mi familia, principalmente a mis nietos, entonces menores de edad. Incluso, los miembros de la escolta los llamaban secretamente ‘pichones’, para evitar revelar sus verdaderos nombres. Pero con el tiempo me enteré que en el colegio de mis nietos -conocido por educar a hijos de famosos-, los chicos compiten por tener al pariente con más minutos en la televisión. Si bien intenté protegerlos, ellos estaban muy al tanto de la exposición mediática.

(Por Geraldo Capillo)

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook Twitter.



Top
#HablanLosCandidatos | Hoy nos acompañan Flor Meza (Fuerza Popular) y Grace Baquerizo (Juntos por el Perú)

#HablanLosCandidatos | Hoy nos acompañan Flor Meza (Fuerza Popular) y Grace Baquerizo (Juntos por el Perú)