Todos estos años de Bruno Mendizábal

Conversación con el escritor, ícono del conjunto residencial jesusmariano San Felipe.

Todos estos años de Bruno Mendizábal
  • Fecha Lunes 29 de Julio del 2019
  • Fecha 12:24 pm

– ¿Qué está primero en tu caso, el poeta escritor o el poeta personaje?

La publicación de San Felipe Blues y la siguiente, Otras canciones, incluyeron fotos mías, caminando. Como ese libro se ha vuelto popular aquí en mi barrio, la gente me ve y dice: “el poeta”, pero yo no cultivo ese “culto a la personalidad”.

-La música está muy presente en tus canciones, no solo citas a músicos de jazz como John Coltrane sino que te refieres a tus poemas como “canciones”.

Sí, como son poemas cortos parecen canciones, la letra es sencilla y directa como la música pop… Como la sencillez de Ginsberg, ya que Ginsberg es un antecedente al rock, eso es evidente.

-Aunque los poetas beatnik al inicio apreciaban más el jazz…

Claro, porque en el primer momento era la música que existía, pero después se vinculan con el rock, supongo que por la rebeldía que había en esa época.

-¿Te consideras un beatnik de San Felipe?

No sé si un beatnik, pero definitivamente ha ejercido una influencia muy fuerte en mí, sobre todo en los años ochenta que yo salía a juerguearme y pensaba que eso me iba a convertir en escritor.

-¿Y Kloaka? Te incluyeron en un libro  sobre ese grupo poético, aunque como un compañero de ruta…

De alguna manera me sentí identificado con ellos en esa época de inmersión en el mundo de la juerga perpetua…

-De orgía perpetua…

Sí, eso se vivía en ese momento. El cuartel de operaciones del grupo Kloaka era un bar, nada más claro que eso… Pero ahora yo sigo mi propio camino, vivo casi encerrado en este barrio de edificios.

-Otro referente es un poeta a quien dedicas varios poemas, Josemari Recalde.

Él fue un amigo muy cercano y era una figura muy popular, me costó mucho superar su muerte, sobre todo por la manera como murió. Él hablaba con todo el mundo, pero en un momento empezó a apagarse y tuvo ese final…

-En tu poesía hablas de la fugacidad, pero también del deseo de permanencia. En un poema escribes que te gustaría que tu casa estuviera construida, en vez de cemento, de poesía. Es una forma de darle estructura, solidez, a  algo que es fugaz. ¿Crees que la poesía también es una manera de darle estructura a tu propia vida?

Pese a que no escribo ni publico mucho, para mí la poesía es lo más grande que existe en mi vida. Cuando no esté quedará el San Felipe Blues y todos los libros, será el legado poético que le dejaré a la gente. En estos momentos tengo sin editar dos libros, uno de poesía y otro de narrativa. Hay conexiones entre ellos, no solo porque soy el mismo autor, sino por la temática, las obsesiones…

-Influencias… Ginsberg, Kavafis, Pessoa… Ungaretti…

En el último libro (aún inédito) hay influencia de Ungaretti. Me sorprende mucho porque he leído sus poemas en antologías pero ha calado tanto en mí que en el último libro hay un poema que parece un homenaje a Ungaretti. También veo una influencia de (Antonio) Cisneros en el poema ‘Los eternos muchachos’. Y hay otro donde hablo de Cisneros pero sin nombrarlo, sobre un encuentro que tuve con él en la Calle de las Pizzas.

-Aunque fuiste un poeta cercano a Kloaka, no consideras que tu poesía sea política. ¿En todo caso reivindicas la poesía como evasión o como autodescubrimiento?

Sí, como autodescubrimiento, como una introspección. Es que uno no escribe lo que quiere, escribe lo que puede.

POR: ARTURO DELGADO GALIMBERTI.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook Twitter.



Top
#HablanLosCandidatos | Hoy nos acompañan Flor Meza (Fuerza Popular) y Grace Baquerizo (Juntos por el Perú)

#HablanLosCandidatos | Hoy nos acompañan Flor Meza (Fuerza Popular) y Grace Baquerizo (Juntos por el Perú)