TRABAJO PARA COMISIÓN DE REFORMA JUDICIAL CONTROLADA DIRECTAMENTE POR VLADIMIRO MONTESINOS

García Sayán fue asalariado del Gobierno de Fujimori

Fue el nexo entre el extraditable Toledo y Soros. También firmó documento de legalización de las drogas.

  • Fecha Domingo 4 de Agosto del 2019
  • Fecha 5:00 am



La historia de la humanidad esta marcada por hechos y personajes que, por sus acciones, denotan cierta similitud. El 1 de abril del 1777 los conventos jesuitas fueron cercados por tropas antes del alba y sus sorprendidos moradores escucharon el Real Decreto de Extrañamiento, preparado en secreto por el rey Carlos III y sus consejeros. Implicados en el célebre motín de Esquilache – de graves consecuencias en Zaragoza, Murcia, La Coruña y Barcelona- no se les dio derecho a apelación y fueron extrañados en una flotilla rumbo a Roma.

Su principal inquisidor fue el conde de Aranda, quien, por su odio a la Compañía de Jesús, los sindicó de propagar la sedición.

Durante el Gobierno de Valentín Paniagua, en los años 2000 y 2001, con singular vehemencia, el entonces ministro de Justicia, Diego García Sayán, arremetió contra los miembros de las Fuerzas Armadas –especialmente del Ejército- que combatieron contra los terroristas, mientras, por otro lado, indultaba, reducía penas y anulaba las sentencias del Fuero Militar.

Además –como narramos en anteriores ediciones-, a través de Javier Ciurlizza, coordinó con Abimael Guzmán sobre los beneficios para los procesados por subversión e incluso la conformación de la “Comisión de la Verdad”.

EL ENTORNO

Quienes conocen a Ciurlizza aseguran que militó en el Partido Comunista Revolucionario (PCR)  junto al hoy congresista Manuel Dammert Ego Aguirre, Sofía Macher, Hans Landolt y Nicolás Linch, quien por esos años propuso eliminar el maoísmo en la citada agrupación. No obstante, García Sayán lo convocó como jefe del Gabinete de Asesores del Ministerio de Justicia.

Luego, le otorgó el cargo de presidente de la Comisión de Indultos, Derecho de Gracia y Conmutación de Penas para los casos de Terrorismo el 16 de enero de 2001. Posteriormente, cuando Alejandro Toledo hizo canciller a García Sayán, pasó a conducir una dirección del Ministerio de Relaciones Exteriores.

García Sayán, durante su gestión como titular de Justicia, no se desprendió de los procuradores ad hoc contratados por el expresidente Alberto Fujimori. Hablamos de José Ugaz Sánchez Moreno, de la ONG Proética, y su socio Luis Vargas Valdivia.

Luego, incorporó a Ronald Gamarra, del Instituto de Defensa Legal (IDL), como procurador en Asunto de Derechos Humanos, Cabe recordar que este personaje defendió a emerretistas.

A ÓRDENES DE MONTESINOS

No se necesita la prodigiosa menoría de Winston Churchill para recordar que, el 7 de noviembre de 1995, García Sayán fue contratado por la exviceministra de Justicia Miriam Schenone Ordinola por Resolución Ministerial Nº 386-95-JUS para asesorar en asuntos de Derechos Humanos y en la elaboración de un proyecto de “Redes de Informática”, planificado por la Comisión Ejecutiva del Poder Judicial, controlada directamente por Vladimiro Montesinos Torres. Los que integraron esa comisión eran de su entera confianza.

Schenone, excompañera de promoción en la Facultad de Derecho de la Universidad Federico Villareal del exprocurador Luis Vargas Valdivia, miembro del estudio de abogados de Ugaz, y fue a través de él que se habría dado ese nexo.

Lo cierto es que García Sayán y su ONG Comisión Andina de Juristas (CAJ) fueron asalariados durante el régimen fujimorista del que después serían sus más acérrimos críticos.

El asesoramiento de García Sayán se centró en la reforma de la administración de justicia y la Academia de la Magistratura como parte de un acuerdo con el Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Organismo que por cierto paga muy bien y en dólar. Schenone y Vargas Valdivia habían viajado juntos a EE UU del 5 al 12 de noviembre de 1994 para gestionar la extradición de Carlos Remo Manrique Carreño audaz estafador de CLAE que birló dinero de miles de personas.

Ambos fueron designados para esa tarea por Resolución Suprema Nº 105-94-JUS del 3 de noviembre de 1994. Otra beneficiada fue Eda Rivas Franchini entonces esposa de Diego García Sayán quien fue nombrada miembro de la Comisión Ejecutiva que realizó la reforma judicial el Comandante AP José Dellepiani.

De otro lado, Ugaz fue ratificado en el cargo y junto con García Sayán firmó un documento internacional presentado por el mega especulador George Soros dirigido al Secretario General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en el que solicitaban la legalización en el mundo de ciertas drogas como la marihuana, para según su criterio controlar su consumo.

Toledo y Soros

Según publico la revista Gerente en su edición Nº 1426 del 24 de mayo del 2000 bajo el título “Narcotráfico internacional quiere tumbarse a Fujimori” denuncia que el entonces candidato por Perú Posible Toledo Manrique venía complotando soterradamente para liquidar políticamente a ex mandatario hoy recluido en las instalaciones de la Dirección de Operaciones Especiales (DINOES) de la Policía Nacional.

Dennis Small analista internacional y representante del Comité Ejecutivo de la facción disidente del Partido Demócrata Norteamericano reveló a dicha publicación que las redes internacionales del tráfico de estupefacientes pretendían imponer un gobierno que responda a sus intereses y que para ello habían empezado por desprestigiar a Fujimori al que no perdonaban haber vencido al narco terrorismo.

Small indicó que el instrumento en el Perú era Alejandro Toledo a quien como sabemos Soros le entregó un millón de dólares para su campaña presidencial. Semanas antes de regresar a Washington, EE UU confesó a “Gente” que quien presentó al hoy extraditable Toledo con Soros fue Diego García Sayán.-

En cuanto al documento enviado a la ONU -al que nos referimos líneas atrás- fue publicado a doble página en el prestigioso diario “The New York Time” el 8 de junio de 1998 y en el se señala “La guerra global a las drogas ahora está causando más daños que el propio abuso de las drogas”

Cabe destacar que dicho documento lleva las rubricas además de la de García Sayán de otros personajes entre los que figuran Julio Kotler, Anel Towsend, Javier Pérez de Cuellar, Mario Vargas Llosa el desaparecido Javier Diez Canseco y el cura Gustavo Gutiérrez ideólogo de la Teología de la Liberación”.

Además de firmar esa carta abierta García Sayán como presidente de la CAJ ha reproducido los informes anuales del Human Raigths Watch que por esos años defendía al Concejo Andino de Productores de Hoja de Coca encabezada por Evo Morales y que agrupaba a cientos d cocaleros proveedores de las “firmas” del narco tráfico. No olvidemos que el actual presidente de Bolivia se reunió con Pedro Marulanda (a) “Tiro fijo” cabecilla de las narcos guerrillas colombianas a mediados de 1996.ç

Perfil de un caviar

Diego García Sayán Larrabure nació el 2 de agosto en New York 1950 hijo de Enrique Sayán canciller durante el gobierno de José Luis Bustamente y Rivero y de Carmen Larrabure del Solar. Estudio en el Colegio “Santa María” de San Isidro dirigido por sacerdotes norteamericanos. Ingreso a la Pontificia Universidad Católica del Perú en 1968 poco antes que el general Juan Velasco Alvarado –de la llamada promoción terremoto- derrocara al gobierno de Fernando Belaunde.

Circunstancias en que esa Casa de Estudios bajo el rectorado del clérigo Felipe Mac Gregor vivía la fiebre neo-modernista. Se polemizaba sobre la “Teología de la Liberación” y empezaba a encubarse la secta caviar. Las enseñanzas del cura Gutiérrez cuya doctrina señala que como cristianos tenemos el deber de luchar contra el esclavizarte régimen capitalista era el tema de todos los días y a criterio de algunos analistas influenció profundamente en García Sayán.

Durante su época universitaria García Sayán en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) fundado el 12 de octubre de 1959 por Luis de la Puente Uceda (ex miembro del APRA rebelde) y que a la postre sería base ideológica del “Movimiento Revolucionario Túpac Amaru”.

JUEZ DE CORTE IDH

En 1970 García Sayán siguió estudios de Ciencias Políticas en la universidad de Austin (Texas) y se recibió de abogado en 1976. Además de haber sido ministro con Paniagua y Toledo fue nombrado juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (periodo 2004 – 2009) sin dejar de dirigir la CAJ.

PAGO A LA ROSA

En 2001 fue nombrado canciller por Toledo y durante su gestión el 19 de febrero del 2002 la ex agente del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE) Leonor la Rosa Bustamante recibió 120 mil dólares pese a que existían evidencias de que nunca había sido torturada como señalamos en anterior edición.

POR: CÉSAR REATEGUI

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.








Top
“Moqueguanos” pierden poder en el Ejército

“Moqueguanos” pierden poder en el Ejército