SL: amenaza ideológica y militar para el Perú

Conviven con poblaciones rurales y responden a rígido “reglamento interno” y “consignas militares”.

SL: amenaza ideológica y militar para el Perú
  • Fecha Domingo 22 de Septiembre del 2019
  • Fecha 10:00 am

POR: CÉSAR REÁTEGUI

“La CVR ha encontrado que las FF.AA. fueron capaces de extraer lecciones durante el proceso de violencia, las que le permitieron afirmar su estrategia, de manera que esta fuera más eficaz y menos propensa a la violación de los derechos humanos. Este aprendizaje se revela ostensiblemente en el descenso de víctimas por acción de agentes del Estado (…). Este aprendizaje junto con la proliferación de Comités de Autodefensa, la inteligencia operativa policial y el respaldo de la ciudadanía permite explicar la derrota del PCP-SL”, señala la conclusión N° 64 de la “Comisión de la Verdad y Reconciliación” (CVR).

Los integrantes de esa comisión fueron individuos de reconocida trayectoria izquierdista, entre ellos Carlos Tapia, quien en 1965 se incorporó al Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) de Luis de la Puente Uceda.

En esa aseveración, la CVR no miente. A mediados de los años 90 el desaparecido dirigente aprista Alberto Valencia Cárdenas se entrevistó con el entonces presidente Alberto Fujimori y consiguió un apoyo integral para los ronderos que venían combatiendo sin mayores recursos contra las hordas genocidas de Abimael Guzmán (a) “presidente Gonzalo” en Ayacucho.

“Espartaco”, “Lobo”, “Gavilán”, “Salvador”, “Alacrán”, entre otros jefes de los comités de autodefensa, fueron adiestrados por comandos del cuartel “Cabitos” de Huamanga en el manejo de las armas y recibieron cursos básicos de la técnica de Observación, Vigilancia y Seguimiento (Ovise), convirtiéndose en eficaces informantes del Ejército y combatientes.

Asimismo, a partir de marzo de 1992, a través del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE), entonces al mando del coronel EP (r) Alberto Pinto Cárdenas, recibieron viáticos para movilizarse y compra de información que condujera a la desactivación de “ células subversivas”.

INFILTRADO EN PUEBLOS

Cuando tomó el poder el hoy extraditable Alejandro Toledo Manrique no solo anuló el presupuesto para las rondas campesinas sino que propició la persecución y encarcelamiento de sus principales líderes, acusándolos de haber colaborado con militares denunciados por supuestos delitos de lesa humanidad.

La desaparición de las rondas campesinas -principales aliadas de las fuerzas del orden- ha permitido que las huestes de los hermanos Quispe Palomino siguieran la nueva doctrina de la hoy llamada “Guerra Revolucionaria” (GR), conforme a su reglamento “Las tareas del militante del Partido Comunista del Perú en la Revolución Democrática Nacional”, vigente desde diciembre de 2006. Esa doctrina señala que “los senderistas nunca deben estar alejados de las masas”.

En ese documento de los terroristas se precisa que es vital crear estrechos vínculos entre sus cuadros y los sectores populares para así poco a poco ganarse las mayorías.

Alejados de la violencia del pasado y tras la derrota de los ronderos, por el régimen chakano, los grupos subversivos al mando de los hermanos Quispe Palomino ahora captan adeptos a lo largo del cordón cocalero desde los villorrios de San Martín hasta las comunidades del Cusco.

Frente a ello, el presidente Martín Vizcarra, como lo hizo en su momento Fujimori, debería impulsar los comités de autodefensa para que vuelvan a ser los aliados de las fuerzas del orden.

Hoy, mientras persisten las luchas intestinas entre el Ejecutivo y el Legislativo, SL convive con las poblaciones andinas y de ceja de selva y ha logrado que aquellos ronderos que en el pasado lucharon como aliados del Ejército abandonen su terruño y emigren a lugares donde sus vidas no corran peligro.

Estrategas de The Rand Corporation de los Estados Unidos coinciden con la tesis de Vladimiro Montesinos que señala que los comités de autodefensa (Cad) deben ser reactivados.

“Esta situación debería obligar a un nuevo empadronamiento y control de los Cad en cada uno de los sectores de responsabilidad, a fin de volver a instruirlos y entrenarlos frente a las nuevas formas de actuar de Sendero Luminoso con respecto a la población. Ello, en tanto se pueda aprobar un nuevo marco jurídico que cambie su organización, funciones y responsabilidades, al existir en el campo la conjunción de múltiples actores que son predominantemente clandestinos y que operan redes y coaliciones contra el Estado peruano “, señala el exasesor.

A ello se agrega que la estrategia de pacificación en el Vraem es percibida por las comunidades como un plan estrictamente militar y no como un proyecto integral en que se tenga como actores otros organismos estatales.

Analistas de The Rand Corporation coinciden con el exasesor en el sentido de que otro punto del documento senderista es que en él rige el principio de la internacional comunista de rechazar toda directiva que se origine en la prisión, así se trate de un mandato del “máximo líder”, lo que significaría que Guzmán llegó a su fin.

Lo reconoce su esposa Elena Iparraguirre Revoredo (a) “Miriam” en el prólogo del libro “De Puño y Letra”. escrito con la ayuda de su defensor Alfredo Crespo, quien previamente pidió autorización al ex presidente de la Sala Penal Nacional Pablo Talavera Elguera y que se vende en librerías del centro de Lima y en las puertas de las universidades estatales de todo el país.

Cabe preguntarse si realmente no salen directivas terroristas de la Base Naval y si los organismos de inteligencia hacen seguimiento al abogado Alfredo Crespo y a las dos mujeres que habitualmente visitan a Guzmán. Una de ellas de tez morena, aproximadamente de 1.70 de altura, cabello ensortijado y muy esbelta, y la otra más baja y mestiza.

DISCIPLINA

En síntesis, las nuevas reglas de disciplina de SL -de acuerdo con documento mencionado líneas arriba- se basan en la subordinación de todo el Partido al “Comité de Dirección”, que conduce lo que hoy llaman “Revolución Democrática Nacional” bajo los principios del marxismo, leninismo, maoísmo, anunciando que quien incumpla dichas reglas está socavando la unidad de la organización y será sometido ipso facto a un “juicio popular”.

Al respecto Montesinos, en uno de sus ensayos, sostiene que dichos dispositivos “sirven para conducir por el camino correcto las relaciones internas del Partido y para lograr la unidad de pensamiento y acción de todos los organismos dirigentes y en todos los niveles”.

Cabe recordar que la norma internacional de los comunistas resalta que, “para reforzar la disciplina voluntaria, consciente y proletaria del Partido, no se puede dirigir la revolución desde la prisión”.

GUERRA PROLONGADA

Desde la óptica de la inteligencia estratégica, nos acecha una organización político-militar que, a la luz de los hechos, posee como ideología el marxismo y tiene como su principal objetivo la conquista del poder mediante la “guerra popular prolongada”.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
Califican de “populista” D.U. de Martín Vizcarra para subsidiar transportistas

Califican de “populista” D.U. de Martín Vizcarra para subsidiar transportistas