Abogado revela presiones de empresa sobre el Minem
A+

Según señala el abogado Andrés Tello, en las últimas semanas, Luz del Sur -empresa china de propiedad de China Three Gorges- de la mano del director general ejecutivo Mile Cacic, ha desatado un verdadero aluvión de cartas al titular del Ministerio de Energía y Minas (Minem), Jaime Gálvez, como al ingeniero César Butrón, presidente del Comité de Operaciones del Sistema Interconectado (COES) así como a otras autoridades del sector eléctrico; conminándolos a ejecutar, “a su real saber y entender”, la sentencia de la Corte Suprema (expediente “flash” N° 28315-2019 del 21/9/20).

En la primera de la serie, Cacic señala al Minem que “no pueden interpretar, calificar o modificar el contenido de la sentencia, “bajo responsabilidad civil, penal y administrativa” agregando en una segunda “que la demora…. no sólo supone un acto ilegal en sí mismo, sino que además deberán asumir la responsabilidad por los millonarios daños”, rematando: “nuestra empresa se reserva el derecho de iniciar las acciones civiles, penales y administrativas” (2/10/20).

Días más tarde, cuando el Minem prepublicó para el debate el proyecto de decreto supremo “para la determinación del precio del gas natural para generación eléctrica” (15/10/20) de acuerdo a la sentencia, Cacic señaló que contenía omisiones “lo que configura el delito de resistencia o desobediencia a la autoridad, tipificado en el artículo 368 del Código Penal… sancionado con una pena privativa de la libertad…. no mayor de seis años”.

Con el cambio de gobierno, el nuevo ministro de Energía y Minas, Jaime Gálvez, aprobó el proceso de cumplimiento de la sentencia, que indica que el COES, en un plazo de 30 días, debe presentar a Osinergmin una propuesta para determinar los costos variables de las centrales de generación térmica (D.S. N° 031-2020-EM 19/12/20) y nuevamente se desató la tormenta epistolar.

Esta vez Cacic le dirigió la comunicación a César Butrón, presidente del COES, en donde le pide que los contratos de compra mensual adelantada de gas natural y de transporte y distribución (take or pay y ship or pay) no sean considerados como costos fijos -como se viene normando porque se pagan se usen o no se usen- sino como costos variables deslizando la posibilidad de demandarlo al amparo del artículo 368 del Código Penal (5/1/21).

Ante la amenaza, Butrón respondió con firmeza: “no corresponde a Luz del Sur determinar la legalidad de la actuación del COES, ni pretender adelantar la forma en que se pronunciarían (…) la advertencia mencionada (……) deviene en innecesaria, impertinente y fuera de lugar y puede ser considerada como una amenaza, práctica inaceptable en el entorno empresarial de nuestro país”.

Luz del Sur, también envió una carta a Jaime Mendoza presidente de Osinergmin, indicando que su patrocinada “no dudará en exigir las responsabilidades civil, penal y administrativa contra los funcionarios que resulten responsables conforme a ley” (15/1/20).

USUARIOS FINALES

En la manida sentencia de la Corte Suprema, Luz del Sur señala “que el precio en el Mercado Mayorista resultó siendo menos de US$ 10/ MWh cuando el precio real sería al menos de US$ 30/ MWh”.

Según el exviceministro de Energía, Luis Espinoza, agregar costos fijos (take or pay y ship or pay) a los costos variables si bien elevaría artificialmente el precio en el mercado libre para felicidad de algunos, a la larga terminaría elevando el precio de la energía eléctrica a los usuarios finales: “si sube el precio de la papa en Santa Anita también subirá la papa en todos los mercados”.

Esta posibilidad, “resulta inaceptable para los ocho millones de consumidores eléctricos, porque atenta contra la economía familiar en plena cuarentena”, según denuncia el abogado Andrés Tello.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.