Alcaldes reclaman ante ministro y los arrestan
A+

En la comisaría terminaron el alcalde provincial de Ascope, Jhon Vargas Campos, y el de Virú, Andrés Chávez, por haber intentado participar en una reunión del ministro de Transportes, Carlos Lozada, con el gobernador regional de La Libertad, Manuel Llempén.

Ambos habían ido con un grupo de regidores, pero no se les permitió ingresar al local. Se pusieron a reclamar en voz alta que los nosocomios en sus zonas no tienen logística mínima, pero las autoridades prefirieron mandarles efectivos de la Policía Nacional.

“Hemos venido a decir que no tenemos guantes, que no hay gasa, que no hay agua, que están los basurales”, aseveró Vargas Campos, quien trató de oponer tenaz resistencia para evitar desalojado.

Agregó que los pobladores de Chocope y Paiján les reclaman por la falta de agua y de labores de fumigación.

Chávez lamentó lo sucedido y calificó como matonesca la actitud de los miembros de la PNP que los expulsaron por la fuerza, incluso a golpes y arañones, causándole sangrado en el brazo izquierdo.

“Yo quería expresar la preocupación de mi distrito por la crisis sanitaria y denunciar que en Virú se sigue cobrando los peajes”, declaró a la prensa.

Admitió que no había sido convocado a la reunión, pero reveló que en el distrito de Guadalupito no hay médicos.

“Eso queríamos informar. Imagínense. Para ver una solución, pero en vez de recibir mi reclamo me tratan como un delincuente”, puntualizó el burgomaestre.

MUJER HERIDA

Una regidora de Ascope también fue víctima de la fuerza policial, y terminó arrojada al piso.

Las autoridades ediles fueron llevadas a la comisaría de la zona, donde reclamaron el abuso de autoridad y anunciaron una denuncia.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.