Ana Estrada: «Quiero la libertad de elegir cuándo, cómo y dónde morir’’
Foto: Blog/ Ana por la muerte digna.
A+

El pasado 07 de enero, se llevó a cabo la audiencia a cargo del titular del 11° Juzgado Constitucional de la Corte Superior de Lima en donde se analizó la acción de amparo interpuesta por la Defensoría del pueblo a favor de Ana Estrada, quien solicita el acceso legal a la eutanasia y que quienes la asistan no sean perseguidos penalmente. 

Como se recuerda, en el Perú, la eutanasia u ‘homicidio piadoso’ se encuentra como delito tipificado en el artículo 1112 del Código Penal y se sanciona con hasta 3 años de cárcel “al que, por piedad, mata a un enfermo incurable que le solicita de manera expresa y consciente para poner fin a sus intolerables dolores”.

En la audiencia, a cargo del magistrado Jorge Ramírez Niño de Guzmán, Estrada tuvo una intervención en la cual contó su caso y explicó que su decisión no obedece un proceso depresivo.

’’No estoy deprimida. Es paradójico, pero tengo mucha alegría y energía. Si no, me hubiese derrumbado y echado a llorar o incluso lo habría hecho clandestinamente. No lo hice porque estoy lúcida y la razón principal de mi demanda y defensa es que quiero la libertad de poder elegir cuándo, cómo y dónde morir’’, dijo.

PUEDES VER| Congresista Moisés González sentenciado a cuatro años de prisión suspendida por colusión

Por su parte, el defensor del pueblo, Walter Gutiérrez aclaró que «no es que Ana se quiera suicidar hoy… Ella quiere vivir, pero quiere ejercer la libertad de poder decidir para cuando el grado  de su enfermedad esté en condiciones que no sean dignas de seguir viviendo».

En tanto, las partes demandadas, Ministerio de Salud, EsSalud y Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, coincidieron en señalar que la demanda debería declararse infundada, porque el tema no debería resolverlo un juez constitucionalista sino a través del Congreso.

Niño de Guzmán, culminó la sesión anunciando que resolverá el caso dentro de un plazo razonable y que recibirá alegatos adicionales debido a la complejidad del caso.

PUEDES VER| Pedro Chávarry:“No hay prueba ni documento alguno contra mí”

CASO

Estrada fue diagnosticada a los 12 años de polimiositis, un enfermedad incurable y degenerativa que deteriora progresivamente sus capacidades motoras paralizándole casi todos los músculos del cuerpo. A los 20, ya necesitaba desplazarse en silla de ruedas y, en la actualidad, no tiene control ni movilización corporal, por lo que demanda al Estado que se prevalezca su derecho a morir con dignidad.

“No quiero estar atada las 24 horas a una cama, ni soportar dolorosas úlceras en la piel, que se profundizan hasta ver los huesos y que supuran pus. Eso solo sería el comienzo de sendas infecciones, más medios invasivos y amputaciones y no moriré. Este infierno será eterno y mi mente estará totalmente lúcida para vivir cada dolor en una cama de hospital sola y queriendo morir”, señala en su blog Ana Busca la Muerte Digna.

Motivo por el que el 7 de febrero de 2020, la defensoría presentó el recurso legal para que se inaplique la sanción al caso.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.