Carta notarial del Dr. Núñez Julca y la respuesta de EXPRESO

El Dr. Núñez Julca envió una carta notarial a EXPRESO solicitándole rectificarse por las acusaciones presentadas en una de sus portadas.

Señor:
Director del diario “Expreso”

Con la presente carta notarial, en amparo de lo dispuesto por la Ley N° 26775 y su modificatoria, Ley N° 26847, Ley que regula el Derecho a la Rectificación, le requiero para que, en forma inmediata y con la misma importancia con la que difundió los agravios en la publicación del día lunes 25 de octubre de 2021 (Portada y páginas 2, 3 y 4) del diario que usted dirige, proceda a la RECTIFICACIÓN de forma proporcional, en el plazo de 72 horas, por cuanto menoscaban mi imagen, buena reputación y conducta intachable como magistrado del Poder Judicial por los siguientes hechos:

  1.  En el diario que dirige, edición impresa del 25 de octubre del 20021, bajo el titular de portada “CHUPONEO MASIVO” y bajo el subtítulo “Al descubierto detalles de centenares y miles de interceptaciones telefónicas a magistrados, en una suerte de barrido de todo lo que se habla en la vida privada, las 24 horas del día”, acompañados de la fotografía de lo que sería la parte del listado de magistrados del Poder Judicial supuestamente grabados, se presenta como noticia la supuesta orden de efectuar la grabación de las conversaciones telefónicas de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia de la República. Revisado el desarrollo de la noticia erróneamente se me atribuye responsabilidad, afirmándose equívocamente que habría sido mi persona quien habría dado la orden de realizar esas interceptaciones.
  2. En la página 2 de la indicada edición impresa, se desarrolla la publicación de la portada del diario, consignando una fotografía del suscrito y de dos fiscales, intitulando la noticia bajo el rótulo resaltado “Fue chuponeada toda la Suprema”, afirmándose a continuación “interceptación masiva y sistemática manejada por fiscales Fernández Calderón y Fanny Quispe, al parecer en complicidad con juez supremo Núñez Julca”. Seguidamente, en la nota se sostiene reiterativamente: “Puestos al descubierto detalles de centenares y miles de interceptaciones telefónicas en una suerte de barridos de todo lo que se habla en la vida privada, las 24 horas del día, en un espacio de tiempo de julio 2015 a 2018; independientemente de si los rastreados son investigados o no, es una práctica que no debería ser tolerada en un Estado de Derecho”.
  3. El titular de la portada y noticia difundida contienen una serie de inexactitudes, que resultan lesivas a mi honor y buena reputación, en principio, porque se me atribuye haber ordenado las grabaciones de comunicaciones telefónicas de magistrados, de manera masiva y sistemática, no obstante que el suscrito no ordenó grabar, interceptar o “chuponear” conforme se afirma. La resolución autoritativa versa sobre levantamiento de comunicaciones en su vertiente de registros históricos de llamadas y mensajes, no como se señala, de escuchas en tiempo real o “chuponeos”.
  4. Se ha señalado también, de manera temeraria, que mi persona supuestamente “en complicidad” con los señores fiscales Jesús Fernández Alarcón y Fanny Quispe habría ordenado dicha “interceptación masiva y sistemática” de magistrados y funcionarios del Poder Judicial.
    Al respecto rechazo tajantemente que en el ejercicio de mi cargo como juez actúe en complicidad alguna, ni con fiscales, ni con otros magistrados ni con nadie. Todo ello es falso. Siempre me he conducido de manera autónoma, independiente e imparcial, sujetándome a la Constitución Política y a la ley.
  5. La noticia desarrollada por su diario corresponde a un proceso penal de carácter reservado, y por ende, no puede ni debe ser difundido, por poner en riesgo la investigación. La vulneración a la reserva de la investigación y la difusión de la información en cuanto a esta, puede generar responsabilidades de naturaleza penal, civil, disciplinaria, entre otras. Ello no constituye óbice para aclarar que el suscrito no emitió la resolución judicial autoritativa a que alude la nota periodística. (…)
    Por todo lo expuesto, le emplazo para que en el plazo de 72 horas, RECTIFIQUE los agravios difundidos en la publicación del día 25 de octubre de 2021 (portada y páginas 2, 3 y 4) como magistrado del Poder Judicial con más de 20 años de servicio y con una trayectoria limpia, sin ninguna sanción disciplinaria y ningún demérito que desmerezca mi promoción como Juez Supremo Provisional en la Corte Suprema de Justicia; en caso haga caso omiso a la presente misiva, iniciaré las acciones legales que el ordenamiento jurídico me faculta.

Atentamente
Héctor Hugo Núñez Julca
DNI N°: 25626443

RESPUESTA: Los informes publicados por EXPRESO sobre la interceptaciones telefónicas a magistrados, incluido supremos, no difaman a ningún magistrado, menos al Dr. Hugo Núñez Julca, que no es quien ha solicitado los “chuponeos” sino que los ha homologado y en su momento se ha retractado de algunos e incluso ha dicho que hay violación del secreto de las comunicaciones. Como quiera que, al parecer, el Dr. Núñez confunde el derecho de rectificación con derecho de réplica, en todo caso debería presentar estos descargos a la fiscalía y no a la prensa. El derecho a informar y ser informado es irrestricto y “no puede ser cuestionado”, ha subrayado el último comunicado de la Sala Plena de la Corte Suprema al tratar este tema. Y como funcionario público su deber es la transparencia y no la censura a la prensa.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.