Juez Chávez Tamariz rechazó pedido de Chisac sobre peajes de Susana Villarán.

Publicistas de Graña y Montero seguirán siendo investigados por caso Lava Jato.

Por César Rojas

En medio de las investigaciones de lavado de activos en la campaña del No a la revocatoria que encabezara Susana Villarán en el 2013, el Poder Judicial rechazó el pedido de Freddy Chirinos Castro, dueño de la agencia de publicidad Chisac, para ser apartado del caso.

«Infundado el pedido de excepción de improcedencia de acción, formulado por la defensa técnica del investigado, en el proceso penal que se le sigue por los delitos de lavado de activos, asociación ilícita y lavado de activos con la agravante de pertenencia a una organización criminal», señala la Resolución 17, del juez Jorge Chávez Tamariz.

TAMBIÉN LEE: Congreso: Comisión socializará proyectos que buscan establecer la bicameralidad

Chirinos, quien es socio de Pedro Salinas -vinculado a su vez en pesquisas de la Fiscalía Anticorrupción-, alegaba que solo había actuado como asesor en temas de comunicaciones. Esto fue cuando derivó 100 mil dólares de Graña y Montero para Ogilvy.

La constructora peruana era proveedora de la Municipalidad de Lima cuando Villarán era alcaldesa, y se habría vulnerado la ley cuando se concretó un financiamiento de la primera a la segunda.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.