Condenan a oficial EP que facilitó pistas para ‘narcos’

Permitió aterrizaje de avionetas bolivianas que trasladaban droga desde el Vraem al extranjero.

La Segunda Fiscalía Supraprovincial Especializada contra la Criminalidad Organizada logró que se condene a ocho años de prisión a un oficial del Ejército Peruano, que fue encontrado responsable de facilitar el uso de pistas clandestinas para el aterrizaje de aeronaves dedicadas al traslado de drogas desde el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem)

Se trata del teniente Wilmer Eduardo Delgado Ruiz, quien fue hallado culpable del delito de conspiración para el tráfico ilícito de drogas tras el sustento de pruebas a cargo de los fiscales Fredy Hernández Rosales y Erasmo Benavides Cobetta.

Los representantes del Ministerio Público demostraron que en los años 2014 y 2015 Delgado Ruiz aprovechó su condición de oficial de servicio en las bases contraterroristas de Alto Comaina y de Paquichari, ambas en la provincia de Satipo, para actuar como informante de una organización de narcotraficantes.

De esta manera permitió el tránsito ilegal de avionetas bolivianas dedicadas al transporte de droga.

La condena comprendió también a los hermanos Hugo y Seonibio Salazar Lápiz, quienes fueron sentenciados a seis años de prisión luego que se determinara que eran los encargados de administrar y habilitar las pistas de aterrizaje clandestinas en las localidades de Puerto Ene, Cerro Verde y Nuevo Libertad.

DEPÓSITOS

Las interceptaciones telefónicas y los testimonios de varios testigos, así como el levantamiento del secreto bancario de Delgado Ruiz, permitieron confirmar la existencia de depósitos y transferencias de dinero, efectuados a su cuenta por organizaciones criminales.