Denuncian desvío de S/600 millones en UAP

Administración anterior realizó pagos fantasmas, señala información en Ministerio Público.

La nueva administración de la Universidad Alas Peruanas, tras cancelar el accionariado ficticio que tenía la familia Ramírez, denunció que quienes gestionaron la casa de estudios durante más de una década desviaron seiscientos millones de soles con fines ajenos a los educativos.

Joaquín Ramírez Gamarra, miembro del clan que administraba la UAP, es investigado en el Ministerio Público por lavado de activos. Junto a su tío, el exrector Fidel Ramírez Prado, mantuvo vínculos cercanos al fujimorismo.

Dos periodos

El actual gerente general de la UAP, César Cabrera, manifestó que existen pruebas de que «utilizando la modalidad de creación de empresas fantasma que brindaban servicios ficticios a la universidad», se hizo esta irregularidad.

«Se habían creado las empresas fantasma Comdata Solutions, Seglim, CSC Group, entre otras más. Estas firmas, curiosamente, tenían como único cliente a la universidad y los servicios que prestaban eran ficticios y sobrevalorados con la finalidad de enriquecer ilegalmente a la familia Ramírez», señaló respecto al avance de las pesquisas.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.