Descargo de BLANCO SAF ante nota aparecida en el diario Expreso

María Luisa Aguirre Salazar, accionista y directora de BLANCO SAF afirma que la empresa es responsable de los cambios en la Junta General de Accionistas, el Directorio y la Gerencia


Hemos recibido la carta notarial de María Luisa Aguirre Salazar, accionista y directora de BLANCO SAF donde afirma que la empresa es responsable de los cambios en la Junta General de Accionistas, el Directorio y la Gerencia. Respecto a los cambios en el Directorio, hemos decidido que se mantenga independiente de los accionistas y que sea presidido por una persona especializada en gestión de fondos de inversión y que pueda contribuir a reforzar la estrategia de la empresa.

Con relación a la Gerencia, la primera decisión es que la sociedad tenga un plan de continuidad, que no se pierda lo avanzado y sobre todo que recaiga en una persona que conozca la empresa y que cuente con el respaldo de todo el equipo. A pesar de los momentos difíciles que atraviesa BLANCO SAF, por un ruido centrado en la situación de algunos fondos que administramos, no podemos dejar de lado que la solución es gestionar la recuperación de los activos.

Esa es la razón por la que tuvimos que deshacer los cambios anunciados en marzo de este año. Respecto a los miembros del Comité de Vigilancia, ellos son designados por los partícipes; BLANCO SAF no participa de dicha designación .

José Castillo dejó la gerencia general y durante el mes que pasó, su ausencia se sintió en la empresa, sobre todo por las acciones que se venían gestionando para la recuperación de la cartera y, los avances que se habían logrado con grupos financieros del exterior, los cuales venían evaluando inyectar capital a los fondos a través de la compra de algunos activos.

La vuelta de Castillo es para reactivar las gestiones con las empresas del exterior para inyectar liquidez a los fondos y que aporte su experiencia en temas de gestión de recuperación y reestructuración de activos a fin de que se logre una reactivación efectiva en la liquidez de los fondos afectados .
El descontento de ciertos inversionistas es por los resultados de la liquidez de los fondos en el 2023, es una cartera que se invirtió mucho antes de que Castillo llegara a BLANCO SAF.

MÁS INFORMACIÓN: Desafían a Ávalos por ‘Cuellos Blancos’

Hemos informado el valor de liquidación de la cartera que conforman los activos de los fondos y presentado la información a los Comités de Vigilancia, así como a la SMV. Los procesos de ejecución de garantías tardan más de un año y se venían gestionando según los recursos de la empresa.
No es cierto que no hayamos atendido a los Comités de Vigilancia, por el contrario, los nuevos comités han solicitado información y nuestra primera respuesta ha sido que vengan a revisar toda la información. Otra cosa es que no estemos dispuestos a entregar información para que salga de la oficina pues la consideramos información sensible.
Con relación al Directorio de la UPAL, yo dejé el cargo hace un mes y Castillo sigue como Director. Nosotros no compartimos directorio en otras empresas, más que en BLANCO SAF y además tampoco somos socios en ninguna empresa.

Respecto a los criterios de solvencia que establece la ley, Castillo no tiene antecedentes policiales o penales.

Es cierto que el 2023 fue duro para nuestros fondos. Pero también debemos indicar que los fondos de inversión son productos que conllevan riesgo. Que los fondos hayan tenido problemas de cobranza o que deban ejecutar garantías es parte de los riesgos de estas inversiones y de ninguna manera significa que la inversión se haya perdido. Cuando se advirtió que algunos fondos podían tener retrasos en sus cobranzas, se redujo la captación de inversiones.

Los fondos de inversión constituyen patrimonios autónomos a la sociedad administradora. Son instrumentos de inversión de capital cerrado; es decir, sus cuotas no son su susceptibles de rescate antes de la liquidación del fondo. Que hayamos declarado deudas vencidas por atrasos en las cobranzas es parte de nuestra labor de transparencia.

Hemos tomado la decisión de someter los fondos a una auditoría para que nuestros inversionistas cuenten con una opinión terna e independiente sobre sus inversiones.

Las empresas de Rosemberg lograron admitir una disposición cautelar interpuesta sobre la ejecución de sus garantías dentro de unas diferencias que tuvimos. Hemos puesto la mejor disposición y hemos recibido de parte de Rosemberg la misma apertura, para resolver esta situación en los mejores términos.

El proyecto de Chincha es una solución que viene siendo evaluada para su desarrollo por una inmobiliaria que no es vinculada con Martín Montoya. Las utilidades de este proyecto contribuirán a mejorar la posición financiera de los fondos involucrados, generando flujos de caja positivos en beneficio de los inversionistas.

Es importante aclarar, que Martín Montoya nos contactó con una empresa que desarrollaba y promovía lotes sobre terrenos semiurbanos, sin embargo, BLANCO SAF tomó otra opción.

LO MEJOR DE JUDICIAL: 

Delia Espinoza, fiscal suprema, usa documento falsificado: otro papelón en sistema de justicia

Escándalo: fiscal cae con coima de investigado por drogas | Gestión de Juan Carlos Villena hace agua

Inspectoría PNP falla en intento por allanar oficinas de Diviac: Marita Barreto, del Eficcop, explicó las razones de la negativa

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookXInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.