‘Dirigentes’ sentenciados pasan a la clandestinidad
A+

Los sentenciados dirigentes de las protestas contra Tía María, Jesús Cornejo y el exacalde de Dean Valdivia, Jaime de la Cruz, pasaron a la clandestinidad mientras apelan la medida de prisión de 7 y 12 años respectivamente.

Así lo anunció Héctor Herrera, abogado de ambos, quien dijo que los dirigentes no pueden allanarse a la orden judicial debido a que no fue fundamentada.

En el caso de Pepe Julio Gutiérrez, condenado a 13 años, su abogado Vladimir Fuentes dijo que no se comunicaba con él desde el jueves, día del adelanto de fallo.

Recordó que en otros casos, la prisión recién es efectiva luego del fallo en segunda instancia.

El abogado anunció que hoy presentará un recurso de nulidad contra las órdenes de captura y de ser el caso un hábeas corpus.

Como se sabe, Cornejo y De la Cruz fueron condenados en primera instancia por los delitos de entorpecimiento de los servicios públicos y motín, perpetrados durante las protestas contra el proyecto minero Tía María, el 2015. Cornejo recibió 7 años y 4 meses de cárcel; mientras que De la Cruz, 12 años y 4 meses.

En el mismo proceso, fue sentenciado el exdirigente Pepe Julio Gutiérrez a 13 años y 3 meses.

Además de los delitos de entorpecimiento de los servicios públicos y motín, también se lo sentenció por tentativa de extorsión a la minera Southern.

EN DEFENSA

Tras culpar a la Confiep de estar detrás de la sentencia, el secretario general de la Federación Departamental de Trabajadores de Arequipa, José Luis Chapa Díaz, anunció una protesta el 14 de enero, en defensa de los sentenciados y a favor de los agricultores del Valle de Tambo.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.