Drogas y corrupción dominan penales del país

Delincuentes gozan impunemente en Lurigancho, mientras en provincias los “taitas” son delegados de pabellones.

Por César Rojas

Con total impunidad, reclusos de diferentes penales del país trafican droga, alcohol y otros productos, e incluso se graban en videos para celebrar el poder que tienen. A esto se suma que altos funcionarios del Instituto Nacional Penitenciario están procesados por diversas faltas, pero solo se les cambia de puesto como supuesto castigo.

EXPRESO accedió a varios registros audiovisuales de la cárcel de Lurigancho, de hace pocas semanas. En el pabellón 8, algunos delegados reparten paquetes de estupefacientes sin ningún reparo, porque habrían sobornado a los servidores.

“DAME 10 MARIHUANAS”

«Dame diez marihuanas y diez piedras», se escucha en dos videos, donde sendos internos toman sobres de las referidas drogas. Piedras es pasta básica de cocaína, la sustancia más barata, pero que se vende como materia compacta.

TAMBIÉN LEE: TC declaró infundada demanda del Ejecutivo contra ley de cuestión de confianza

Nuestra fuente nos refiere que también se trafica ron, se alquilan celdas, e incluso se obtiene “protección”. Para montos mayores se realizan giros bancarios a cuentras de terceros que retiran el efectivo en cajeros. De este dinero, un porcentaje va a cada delegado, y se turnan por semanas para recibir la parte mayor.

Otro video muestra a reclusos festejando mientras ven por televisión un partido de Alianza Lima. No lo hacen en un ambiente oficial, sino en uno que ellos mismos disponen, con comida preparada especialmente, la “chicha canera” y sin respetar cualquier protocolo de seguridad.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.