Eficcop, equipo de Marita Barreto, trabaja con acusado de corrupción

Carlos Morán, exministro de Vizcarra, es “contacto estratégico” en investigación contra Dina Boluarte, pero fiscal de la Nación lo acusó de corrupto dos veces.


Viene de Pablo Sánchez: sindican a ex fiscal de la Nación como cabecilla de mafia | Manipulación de casos en complicidad con medios y políticos

Al descubierto quedó una falsa “lucha contra la corrupción” de parte del Equipo de fiscales de Marita Barreto (Eficcop). Para investigar a Nicanor Boluarte, hermano de la presidenta de la República, tuvieron como “contacto estratégico” a un exministro de Martín Vizcarra, al cual la misma Fiscalía de la Nación ha tildado de corrupto.

Se trata de Carlos Morán, titular del Interior cuando el “Lagarto” cerró el Congreso, y quien actualmente afronta procesos por negociación incompatible y falsedad ideológica contra el Estado.
“El 24 de marzo recibo una llamada del doctor Mateo Castañeda para que me apersone a su oficina al día siguiente en la tarde. Para mí no era raro, porque era mi abogado, y me dijo que quería presentarme a una persona importante. Ese día llego, espero en una sala pequeña unos minutos; y me indica en ese momento que ‘la reunión va a ser con la presidenta de la República’”, señaló el general en retiro de la Policía Nacional.

Morán agregó que el coronel Harvey Colchado y la periodista Graciela Villasís habían despertado recelo en la mandataria. Él se contactó luego con el oficial para consultarle esto.

MÁS INFORMACIÓN: Nicanor Boluarte en manos del Eficcop: lo que se sabe sobre la intervención al hermano de la presidenta de la República

“Terminamos la conversación y, con una lectura rápida, él me dijo que ‘la presidenta, a través de mi persona, estaba indagando sobre las investigaciones que se puedan hacer en la Policía o en la Fiscalía’. Pero el mensaje era claro, era un ultimátum para el coronel Colchado, para que pueda allanarse y pueda favorecer la investigación”, acotó Morán.

Esta intervención, que podría parecer útil para demostrar irregularidades en el caso “Los waykis en la sombra”, resultaría irregular en sí misma, según afirma el penalista Carlos Caro Coria.

“Si Morán no es agente encubierto porque la ley no lo permite, ¿cuál es su intervención sino es funcionario público? De otro lado, ¿puede el Eficcop recurrir a la colaboración de una persona contra quien la Fiscalía de la Nación ha formulado por los menos dos denuncias constitucionales ante el Congreso de la República?”, cuestionó.

El exministro vizcarrista apareció por primera vez en este caso, por la resolución del juez Richard Concepción Carhuancho, quien ordenó detención preliminar durante diez días a Nicanor Boluarte, Mateo Castañeda y otros investigados por una presunta organización criminal.

“Agente encubierto ‘René’, del 26 de abril del 2024, a horas 15:00, respecto a información obtenido el 15 de marzo del 2024, donde el agente encubierto ‘René’, comunica estratégicamente a su contacto Carlos Morán Soto, sobre un inminente allanamiento al inmueble de la Presidente de la República Dina Boluarte Zegarra”, se indicaba.

Acusado y contacto

¿Cuáles son los hechos por los cuales la Fiscalía de la Nación considera a este especialista en inteligencia como un delincuente? Este organismo investigó y consideró que se ha probado alteración de información para los ascensos en la Policía Nacional. El general (r) Víctor Pérez Arteaga lo había denunciado por la presunta comisión de delitos, como falsedad ideológica, falsedad genérica y abuso de autoridad.

Fue el mismo titular del Ministerio Público quien presentó la acusación constitucional ante el Congreso, hace solo dos meses y medio.

En esos días también ingresó un escrito donde consideraba a Morán como autor de negociación incompatible.
“El hecho está referido a su supuesta participación en un acto simulado, contraviniendo la Ley de Equilibrio Financiero de Presupuesto del Sector Público para el Año Fiscal 2019, mediante el cual se habría interesado indebidamente, en provecho de terceros (generales y coroneles de la PNP) en actividad, para la adquisición de vehículos de uso personal”, señalaba un comunicado de la misma Fiscalía de la Nación.

Sin autorización

Es decir, el organismo que considera un delincuente a Morán, al mismo tiempo lo considera un contacto estratégico para combatir a la delincuencia.

Al igual que Colchado, Franco Moreno Panta y otros funcionarios de investigación han sido usados como fuente para privar de la libertad.

Así como Caro Coria, otro reconocido abogado ha hecho la observación de más improvisación en el trabajo del Equipo especial de fiscales que dirige Marita Barreto. Julio Espinoza indicó que, si Colchado era el agente “René”, habría estado actuando sin autorización específica.

El Tribunal Constitucional estableció hace ya varios años que el agente encubierto no tiene libre albedrío para realizar sus actuaciones y está sometido al control de la autoridad. (STC 04750-2007-PHC/TC). Entonces, será fundamental saber si en el caso Nicanor Boluarte-Mateo Castañeda, la Fiscalía solicitó la confirmación o control judicial de dicho procedimiento a fin de saber si es que los agentes actuaron dentro de los límites legales o si más bien intervinieron como agentes provocadores del delito”, consideró.

El Código Penal contempla sanciones para quienes “siembren” condiciones para que esta delinca. Según los litigantes, si Morán y Colchado actuaron sin apegarse a las normas, su almuerzo con Castañeda (sindicado por ellos mismos como proponente de sobornos a cambio de favorecer a los Boluarte) sería prueba de que incurrieron en inducción al delito.

“Esto último no está permitido en la legislación nacional. Si los agentes hubieran provocado o inducido el delito se invalidaría todo el procedimiento”, acotó Espinoza.

A esto se suma que la excongresista Martha Chávez apuntó que el mismo Colchado habría estado actuando fuera de la ley, pues para fines de abril (cuando se concretó una acción de investigación) ya estaba suspendido.
inducción al delito

Para ello recordó que el artículo 341 del Código Procesal Penal solo permite que un policía sea agente encubierto cuando está en actividad y labora en una unidad especializada, lo que no se habría dado.

La hipótesis fiscal señala que Nicanor Boluarte se aprovechó de ser hermano de la presidenta de la República. De este modo, habría influido en el nombramiento de prefectos y subprefectos en San Martín, Cajamarca y otras regiones. Estos habrían utilizado recursos del Estado para el registro del partido Ciudadanos por el Perú ante el Jurado Nacional de Elecciones.

El congresista José Williams (Avanza País) emplazó a la presidenta Boluarte a que aclare ante la opinión pública las reuniones con Castañeda y Colchado, para supuestamente gestionar que este último archive una investigación contra el “hermanísimo”.

“Puede ser grave. Hay que ver los descargos de la presidenta, ella debería aclarar algunas cosas también. Quienes estén comprometidos tienen que dar declaraciones al respecto”, declaró a EXPRESO.

Alejandro Aguinaga (Fuerza Popular) cuestionó el accionar de Rafael Vela, Carlos Morán y Colchado, quienes según el legislador, realizaron un contubernio con el JNE para llevar a la cárcel a la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori.

“Todo esto tiene que investigarse, estamos a la puerta del APEC, ¿qué quieren, presentarnos como una república bananera? ¿Cuáles han sido la actuación de señor Morán, Colchado de los fiscales Vela Barba cuando en el 2018 a través de Janeth Talavera conversaban con el JNE para llevar a Keiko a prisión para hacerla perder las elecciones”, enfatizó el fujimorista.

LO MEJOR DE JUDICIAL: 

Jueces superiores: JNJ se ensañó con Tomás Gálvez, destituido cuando estaba en UCI con covid-19

Escuela Nacional de la Magistratura: Gustavo Gutiérrez, magistrado del TC, a favor de debatir ley de nueva entidad judicial

Patricia Benavides permanece internada en clínica: ¿qué sucedió con la suspendida fiscal de la Nación?

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookXInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.