El expediente flash
A+

El abogado Andrés Tello ha reparado en un curioso comportamiento de la Sala de Derecho Constitucional y Social Permanente de la Corte Suprema, con relación a los 46 expedientes que se encontraban en situación de pendientes de resolver en un recurso de apelación durante el año 2019.

Según un análisis estadístico anual de los 46 expedientes ingresados a esta sala, se puede observar que en 45 de ellos (98%) la sala se ha tardado alrededor de nueve meses para resolver las apelaciones. Sin embargo, el Caso 28315-2019, fue resuelto en un abrir y cerrar de ojos. Desde que ingresó a la sala tardó apenas un mes y medio (ver gráfico).

Esta causa ingresó a la mesa de partes el miércoles 17/10/2019 y fue resuelta el martes 3/12/19, tal como consta en este expediente, que es una demanda de acción popular presentada por la empresa eléctrica Luz del Sur S.A.A. contra el Decreto Supremo 043-2017-EM -que regula la declaración del precio del gas a cargo de las Centrales Termoeléctricas- que en primera instancia había sido declarada infundada.

El vocal Josué Pariona Pastrana, que fue el ponente de la vista de esta causa, tenía además otras seis causas en las que también era ponente, en las cuales demoró en resolver alrededor de nueve meses, que es el promedio que exhibe dicha sala.

Dicho de otra manera, el expediente 28319-2019 fue resuelto marcando un verdadero récord en agilidad procesal, que con seguridad la nueva presidenta de la Corte Suprema, Elvia Barrios, podrá exhibir como ejemplo para cumplir con la promesa de atender “la deuda histórica respecto a la inmensa carga procesal que lamentablemente desacredita a la institución”.

EL EXPEDIENTE NO RESPETÓ LA COLA

No obstante, el jurista Tello señala que esta inusual celeridad que se observa, transgrede la Ley Orgánica del Poder Judicial (artículo 131) que señala taxativamente que las cortes (Suprema y Superiores) “ven las causas en audiencia pública por riguroso orden de ingreso dentro de los 30 días siguientes a que se hallen expeditas para ser resueltas”.

Tratándose de “acciones de garantía”, como es el caso de la acción popular de Luz del Sur, no elimina el deber de los jueces supremos de dar un trato igualitario a todas las causas.

En este caso, cuando ingresó el expediente a la Corte Suprema, había decenas de otras causas que venían esperando alrededor de siete meses para recibir una fecha de vista de la causa que finalmente se fijó de manera general para el martes 3/12/2019.

No obstante, esta cita fue reprogramada para todas las causas -menos para el expediente 28319-2019- para los meses de enero y febrero de 2020, bajo el argumento: “la huelga indefinida a nivel nacional, que viene acatando el Poder Judicial… corresponde dejar sin efecto la vista de causa y reprogramarse en atención a los principios de celeridad”.

El único expediente que mantuvo la fecha de la vista de la causa y que se resolvió ese martes 3/12/2020 fue la apelación en la demanda de acción popular de Luz del Sur, que no solo se resolvió con velocidad insólita sino además en completa soledad.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.