Expresidente de Costa Rica, Rafael Calderón: «Merino sufre la venganza de allegados a Vizcarra»
A+

Por Juan Cruz Castiñeiros

¿Qué nos puede decir de la persecución política que se le hace a los expresidentes?

Tengo muy sensible en mi epidermis lo que es la persecución política, pues nací en el exilio, después de la Guerra Civil de 1948, que hubo en mi país, Costa Rica.

Precisamente por la persecución política a mi padre, el expresidente de la República, Dr Rafael Ángel Calderón Guardia, hoy hecho ya benemérito de la Patria desde hace muchísimos años por los mismos que lo expulsaron y que por aquel entonces lo habían declarado traidor a la Patria.

A mí, en lo personal, me tocó una terrible persecución política allá por el año 2004, 10 años después de haber dejado el gobierno por hechos que ocurrieron 9 años después de haber dejado el gobierno y que no tenían nada que ver con la función pública sino que se trataba de un trabajo mío como abogado que hice y eso sirvió para montarme una persecución terrible.

Creo que fui el primer ex jefe de estado democrático de todo el mundo que fue a una prisión común sin juicio, sin sentencia y sin ninguna acusación específica.

Cuando terminó esa dura prisión preventiva, duraron 3 años para hacer una acusación, para justificar lo que habían hecho. He ido ganando todos los procesos gracias a Dios y el último ya me servirá para anular la única mancha que me habían dejado. Es doloroso ver como ahora es el ex Presidente Constitucional del Perú Manuel Merino es el que está sufriendo ese tipo de persecución.

¿Se podría decir que parte de la persecución que se le hace a un expresidente es porque el gobierno actual quiere tapar su incapacidad a la hora de gobernar?

A veces ocurre eso, otras veces es por venganza. Por lo general se quiere desviar la atención de lo que se está viviendo en un país. Sin embargo, a veces amerita también hacerlo. En este caso estamos hablando que Merino estuvo siete días en el gobierno, estamos hablando, no de delitos de acción, sino supuestamente una falta u omisión. Realmente sorprende que quien se lo hace es alguien allegado a la persona que él tuvo que sustituir en el gobierno por mandato constitucional y por elección del Congreso de la República del Perú.

Entonces, ¿se podría decir que se vive una venganza política de parte de la gente allegada al expresidente vacado por incapacidad moral, Martín Vizcarra?

Todo puede ser. Habrá que ver qué es lo que disponen en su momento las autoridades competentes del Perú. Lo que uno ve desde afuera es, simplemente, una persecución contra un ex jefe de estado.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.