Exsocios de Odebrecht ya están en las calles
A+

Los exrepresentantes de las constructoras JJ Camet Contratistas Generales S.A. e ICCSA,  Fernando Martín Gonzalo Camet Piccone y José Fernando Castillo Dibós, abandonaron ayer el penal Piedras Gordas de Ancón, luego de que la Primera Sala Penal de Apelaciones revocara la orden de 18 meses de prisión preventiva que se les dictó en diciembre de 2017.

Camet Piccone y Castillo Dibós dejaron el establecimiento penitenciario alrededor de las 12:20 horas. A su salida recibieron el saludo de integrantes de su familia, que llegaron en varios vehículos hasta el distrito de Ancón.

Como es público, la Primera Sala Penal de Apelaciones Nacional revocó la prisión preventiva de ambos y también dejó sin efecto el arresto domiciliario dictado contra Gonzalo Ferraro Rey, exdirectivo de Graña y Montero.

El Poder Judicial impuso comparecencia simple a los tres empresarios. Camet y Castillo son investigados por los presuntos delitos de colusión y lavado de activos, mientras que Ferraro es acusado solo por la supuesta comisión de lavado de activos.

El juez Richard Concepción Carhuancho, del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria, había dictado en diciembre las medidas restrictivas para los tres empresarios debido a que presuntamente conocían sobre los sobornos que la constructora brasileña Odebrecht habría pagado al expresidente Alejandro Toledo para adjudicarse las obras de los tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica Sur.

RECUPERAN DERECHOS

Fernando Camet, José Castillo y Gonzalo Ferraro podrán retomar sus actividades empresariales, tras la decisión de la Primera Sala Penal de Apelaciones.

«Mi cliente está legalmente facultado a recuperar todas sus actividades empresariales. No sé qué habrá decidido, pero en principio él puede retomar todas sus actividades», manifestó el abogado de Castillo Dibós, John Caro.