Fiscal de la Nación: «Lucharemos contra la corrupción en el poder, caiga quien caiga y pese a quien le pese»

Patricia Benavides niega que Ministerio Público claudique en deber de investigar el delito. «Nos basamos en hechos y no en las personas», aclara.

«Una de las amenazas más serias que enfrenta la democracia es la corrupción en el poder», sostuvo la fiscal de la Nación, Liz Patricia Benavides, quien encabeza las investigaciones contra el mandatario Pedro Castillo.

En una columna de opinión en el diario El Comercio, subrayó que esta conminación no solo genera el desvío de ingentes cantidades de recursos para el beneficio de pocos, sino también defrauda la confianza del pueblo en el régimen democrático.

TAMBIÉN LEE: Yaya pide celeridad en acusación constitucional contra Castillo: «Fiscal de la Nación, el país no da más»

«Daña la gobernabilidad y las bases institucionales del Estado de derecho, y perjudica el desarrollo y el futuro nacional», aseguró.

Corrupción en el poder es la más peligrosa

Lamentó que en el país se esté produciendo una suerte de normalización de la corrupción. «Es casi una costumbre que se remonta a la época colonial (…). Al parecer, aquellos que perciben así esta práctica delincuencial no logran comprender que quienes pagamos el costo económico y moral de la corrupción son los ciudadanos y, en especial, los más pobres», refirió.

Además, advirtió que la «corrupción en el poder» es la más peligrosa, puesto que los funcionarios involucrados tienen mayor capacidad de información y posibilidad de influir en el uso del aparato estatal para sus fines delictivos.

Frente a esto, Benavides aclaró que el Ministerio Público tiene como misión principal luchar contra la corrupción, desde el ámbito constitucional y legal, basándose en «hechos y no en las personas».

TAMBIÉN LEE: «Piero Corvetto debe renunciar»: Altuve advierte que nulidad de elecciones en Lince es responsabilidad exclusiva de la ONPE

«Para el cumplimiento de la tarea, es indispensable el respeto a la autonomía de la Fiscalía, sin embargo, somos conscientes de que muchas veces debemos enfrentar intentos de presión, intimidación y campañas de desprestigio y descalificación, orientadas a obstruir el avance de las investigaciones», recordó.

Anotó que el poder es otorgado para servir y no aprovecharse del mismo. «Nada puede socavar más el orden democrático de una sociedad que la corrupción enquistada en el poder y ejercida desde este», indicó.

Finalmente, prometió que su institución no claudicará en el deber de investigar el delito. «Lucharemos frontalmente contra la corrupción en el poder, con orden, firmeza y celeridad, caiga quien caiga y pese a quien le pese, por el bien de la democracia y el Estado de derecho», concluyó.

TE PUEDE INTERESAR: