Hay 22 de 25 gobiernos regionales investigados

Impacto en el crecimiento es devastador. Veintidós de 25 gobernadores regionales son investigados y vale preguntar cuánto afecta esto el crecimiento.

El 2021 será recordado, entre otras cosas, por la cantidad de gobernadores regionales que tuvieron que dejar sus cargos. Fueron detenidos y allanaron sus viviendas o los suspendieron debido a investigaciones por presuntos delitos de peculado, colusión y crimen organizado. Hasta diciembre de 2021, 22 de los 25 gobernadores regionales tenían procesos abiertos e investigaciones por fiscalías especializadas en Delitos de Corrupción de Funcionarios (Fecot). Los no incluidos son los gobernadores de Cajamarca, Mesías Guevara; La Libertad, Manuel Llempén; y San Martín, Pedro Bogarín.

Los casos más sonados son los de los gobernadores de Arequipa, Elmer Cáceres; y Puno, Agustín Luque, quienes tienen prisión preventiva. Anselmo Lozano, de Lambayeque, está con arresto domiciliario; Dante Mandriotti, del Callao, con impedimento de salida de país; Wilmer Dios, de Tumbes, sentenciado y prófugo; y Vladimir Cerrón, suspendido de su cargo en Junín por una condena del 2019. El último en sonar fue el caso de Francisco Pezo, gobernador de Ucayali, sobre quien recae orden de detención preliminar.

El vicepresidente de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales y gobernador de Apurímac, Baltazar Lantarón Núñez, quien es investigado por colusión, cohecho y falsedad ideológica y genérica, propone reformar la Ley de Contrataciones en lo que respecta a las ampliaciones y adicionales que, según él, favorecen a los contratistas. “Una de las causales es el marco jurídico de contrataciones del Estado, que es pésimo. Entonces aquí también parece que hay una cacería de brujas. Los fiscales toman como trofeo la cabeza de cada gobernador”, manifiesta.

TAMBIÉN LEER: Caso Provías: hermanos de gerentes en gestiones

La región Áncash es un caso crítico de inestabilidad. Desde el 2014 tuvo ocho gobernadores, seis de ellos son procesados por presunta corrupción. Juan Morillo, elegido para el periodo 2019-2022, cumple prisión por colusión y su sucesor, Henry Borja, es investigado. El predecesor de todos ellos, César Álvarez (2007-2014) se encuentra en prisión.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.