José Luis Sardón: «TC debe ordenar ejecución de nuestra sentencia en caso Fujimori» [ENTREVISTA]

El jurista hace una autocrítica y afirma que el mismo Tribunal Constitucional del 2021 debió ratificar su fallo a favor de la liberación del expresidente, aunque la Corte-IDH haya metido su cuchara.


José Luis Sardón es abogado experto en Derecho Público y profesor Principal de la Facultad de Derecho de la Universidad de Piura. Miembro del Consejo Directivo de Sunedu y de la Comisión Consultiva en materia constitucional de la Presidencia de la República.

Ha sido magistrado del TC (2014-22) y representante del Perú ante la Comisión de Venecia (2017-22). Entre otros lauros, es autor de cinco libros y de más de 400 artículos y columnas de opinión.

Existe un fallo del TC del 2022, en el que usted votó a favor, que ordena que se valide el indulto otorgado a Alberto Fujimori.

A favor de que se ejecute el indulto, que se cumpla con el indulto. (…) En el caso de Fujimori, lo que pasó fue que el presidente Pedro Pablo Kuczynski le dio indulto, en el año 2017, y, a la hora que se iba a ejecutar el indulto, un juez penal supremo dijo que no correspondía porque era inconstitucional. Entonces, ahí llegó el habeas corpus hasta el Tribunal Constitucional. Entonces, alineado con lo que había dicho el TC en dos oportunidades anteriores y lo que había dicho la Corte-IDH en el caso Crousillat, el doctor Ernesto Blume nos propuso declarar fundado el habeas corpus porque había sido controlado por un juez ordinario. Ese fue el argumento central. Adicionalmente a ello, en el fundamento de mi voto, yo añadí que el ejercicio del indulto en el Perú había sido libérrimo e hice un recuento del 2000 al 2022.

Fue la Corte-IDH que prácticamente ordenó al Poder Judicial que revoque el indulto.

La Corte-IDH no tiene atribuciones para hacer eso, pero metió su cuchara e hizo una resolución, en donde no decía claramente que se tenía que anular la sentencia, pero lo daba a entender. Sabemos que el Sistema Interamericano de Derechos Humanos está ideologizado, ¿qué podemos esperar de ellos?

¿Por qué no se ejecutó la sentencia que ustedes dictaron el 2022 para validar el indulto de Fujimori?

No se ejecutó por un error: no nos apegamos al nuevo Código Procesal Constitucional que establece, en el caso de los habeas corpus, que la propia sala que toma la decisión, en este caso la Sala Plena del TC, puede actuar como juez de ejecución. No debió verse la ejecución como una etapa distinta, pero esa norma era muy reciente, de julio del 2021. Lo que se hizo fue correr traslado al juez de ejecución del habeas corpus, que era uno constitucional, de instancia inferior, para que él ejecutara la sentencia. Repensando eso, creo que fue un error nuestro porque nosotros mismos debimos ordenar la ejecución y la liberación de Fujimori en el acto. Estando en trámite la ejecución, llegó la resolución de la Corte-IDH, pidiendo entre líneas la nulidad de esta sentencia y eso está pendiente ser resuelto por el actual TC.

¿El actual TC puede ordenar que se ejecuté la sentencia que ustedes emitieron en el 2022?

Yo diría que puede y debe ordenar la ejecución de nuestra sentencia, porque se ajustó a la Constitución y a la resolución anterior de la Corte-IDH. Es inaudito que la Corte-IDH haya sacado otro argumento para pretender que no se libere a Fujimori. Se debe rechazar este pedido de nulidad.

Cuando vemos que, evidentemente, se encuentra en mal estado de salud y ya ha estado varios años preso.

Eso no tiene nada que ver. En el fundamento de voto que yo hice, subrayé que el ejercicio del indulto había sido libérrimo en el Perú desde el año 2000 y yo encontré que hubo miles de personas indultadas por el propio Fujimori, Paniagua, Toledo, Alan García, Humala, Pedro Pablo Kuczynski e, inclusive, Vizcarra. Acá, en el Perú, se ha indultado a personas con sentencias por terrorismo, señalando que tenían problemas de diabetes. Hay un joven (Gerardo Saravia) que fue indultado (por Valentín Paniagua y Diego García Sayán), diciendo que tenía diabetes. Entonces, los problemas de salud de Fujimori son algo secundario.

Porque hablamos de una figura monárquica: el presidente puede indultar a quien le plazca.

Yo no la descalificaría así, porque es una figura constitucional y democrática. En Estados Unidos, que es la democracia más aceptada del planeta, el presidente típicamente, en el último día de su gobierno, otorga un montón indultos sin dar ninguna explicación.

Los principales críticos señalan que el indulto a Alberto Fujimori es inválido porque nació de una negociación entre PPK y Kenji Fujimori. ¿Qué les responde?

Esas son especulaciones. El doctor PPK acaba de publicar su libro de memorias, donde defiende el indulto, y cualquiera que haya seguido la conducta de Kuczynski de toda su vida sabe que él es un hombre de ideas liberales y era un simpatizante de las políticas públicas implementadas por el gobierno de Fujimori. Inclusive, cuando fue candidato a la Presidencia en el año 2011 y no pasó a la segunda vuelta, él se hizo presente en el mitin de cierre de campaña de la señora Keiko Fujimori y endosó su apoyo.

Es justo decir que, en varias oportunidades, PPK dijo que no quería que en el Perú haya otro Leguía.

No solo eso, sino es que evidente que él tenía una coincidencia, perfectamente legítima, con las políticas que había desarrollado Fujimori.

Por Aarón Salomón

LO MEJOR DE JUDICIAL: 

José Domingo Pérez ocultó otros favores a Odebrecht: firmó impunidad eterna para corruptos

Aparecen nuevas propiedades del suspendido fiscal Rafael Vela

Poder Judicial aclara al premier Alberto Otárola: «Posiblemente no le han dado la información exacta»

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.