La Corte Interamericana y el indulto
A+

Está en “tela de juicio” la posibilidad del indulto humanitario al expresidente Fujimori. Al respecto se consigna en el artículo 118 de la Constitución peruana las atribuciones del Presidente de la República, específicamente el punto 21 dice que una de estas es “conceder indultos y conmutar penas”.

Recordemos que respecto al indulto y la amnistía, ambos conceptos están relacionados con la palabra perdón: el indulto supone el perdón de la pena, mientras que la amnistía supone el perdón del delito.

Me viene a la memoria el caso Barrios Altos vs Perú, sentencia de 14 de marzo de 2001, que declaró que las leyes de amnistía Nº 26479 y Nº 26492 son incompatibles con la Convención Americana sobre Derechos Humanos y, en consecuencia, carecen de efectos jurídicos, por considerar la Corte que son inadmisibles las disposiciones de amnistía, las disposiciones de prescripción y el establecimiento de excluyentes de responsabilidad que pretendan impedir la investigación y sanción de los responsables de las violaciones graves de los derechos humanos tales como la tortura, las ejecuciones sumarias, extralegales o arbitrarias y las desapariciones forzadas, todas ellas prohibidas por contravenir derechos inderogables reconocidos por el Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

Así, la derogada Ley 26478, expresaba: “Quedan excluidos del beneficio del indulto los autores del delito de secuestro agravado previsto en el último párrafo del artículo 152° del Código Penal”. ¡Norma promulgada por el mismo ingeniero Fujimori! En esta ley no se diferencia indulto común o humanitario, porque esta diferencia solo apareció después de que, el 7 de abril de 2009, el señor Fujimori fue condenado a 25 años de prisión por delitos de homicidio calificado, lesiones graves y secuestro agravado.

Algunos juristas afirman que la Corte Interamericana de Derechos Humanos no ha resuelto, en el sentido específico, que el indulto no corresponde aplicar en delitos de lesa humanidad; conste que en el momento de los hechos de la Cantuta no estaba vigente la tipificación de tal acción en el Derecho interno peruano.

Pero, señores, les recuerdo el caso Soler vs Colombia donde se expresa: “El Estado deberá abstenerse de recurrir a figuras como la amnistía, el indulto, la prescripción y el establecimiento de excluyentes de responsabilidad, así como medidas que pretendan impedir la persecución penal o suprimir los efectos de una sentencia condenatoria”. Téngase presente el derecho penal internacional y la grave afrenta a la conciencia colectiva internacional.

 

Lo que dice el Reglamento

En todo caso, el indulto es otorgado facultativamente por el Presidente de la República y procede en tres supuestos, acorde al artículo 31 del Reglamento de la Comisión de Gracias Presidenciales.

  1. Cuando el reo padece de enfermedades terminales.
  2. Cuando el reo padece enfermedades no terminales graves, “que se encuentran en etapa avanzada, progresiva, degenerativa e incurable; y además que las condiciones carcelarias puedan colocar en grave riesgo su vida, salud e integridad”.
  3. Cuando el reo se encuentra afectado por “trastornos mentales crónicos, irreversibles y degenerativos; y además, que las condiciones carcelarias puedan colocar en grave riesgo su vida, salud e integridad”.

¿Creen que el expresidente Fujimori no hará política partidaria si fuese indultado? Tengan presente que, al igual que el presidente Kuczynski, nació en 1938.

WALTER MENDIZÁBAL ANTICONA – Abogado. Magister en Derecho Civil y Doctor en Derecho