Pedro Castillo es el primer presidente con tres casos penales

Por ascensos irregulares, encabezar una organización criminal y plagio de tesis de maestría.

Por C. Alfredo Vignolo G. del V.

La fiscal de la Nación, Patricia Benavides, reactivó una de las investigaciones contra el presidente Pedro Castillo que había sido suspendida por Zoraida Ávalos; la investigación específicamente se refiere a los irregulares ascensos en las Fuerzas Armadas (FF.AA.).

Con esta decisión, Castillo se convierte en menos de un año, en el ejercicio del cargo de Presidente de la República, en el primer mandatario en la historia republicana en afrontar tres casos penales mientras está en funciones.

Las otras indagaciones en curso son por encabezar una supuesta organización criminal que repartió obras públicas desde el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y por el plagio de la tesis de maestría, a cargo de la Fiscalía de Trujillo.

Para levantar la suspensión dispuesta por Zoraida Ávalos, Benavides se amparó en la resolución del juez supremo Juan Carlos Checkley con la que se rechazó la tutela de derechos presentada por la defensa de Castillo cuando intentó anular el caso del MTC.

TAMBIÉN LEE: Salhuana sobre reglaje: «Es una práctica que no debe repetirse»

En ese fallo, Checkley concluyó que el Ministerio Público sí puede investigar a un presidente en ejercicio de forma preliminar «siempre que existan justificaciones razonables y suficientes que así lo requieran» y para la estrenada titular de la Fiscalía, hay razones justificables y claras.

Ascensos

La injerencia del presidente en los ascensos fue denunciada el año pasado por los excomandantes generales José Vizcarra, del Ejército, y Jorge Chaparro, de la Fuerza Aérea, quienes fueron pasados al retiro injustificablemente en noviembre tras negarse a aceptar las presiones políticas.

El general Vizcarra reveló que el entonces ministro de Defensa, Walter Ayala, y el exsecretario del Despacho de la Presidencia de la República, Bruno Pacheco (hoy prófugo), le exigieron ascender a los coroneles Ciro Bocanegra Loayza y Carlos Sánchez Cahuancama. Bocanegra es un oficial chotano muy cercano a Castillo que incluso fue destacado en la Casa Militar de Palacio de Gobierno.

El propio excomandante mostró mensajes por WhatsApp que intercambió con Pedro Castillo, durante la época del proceso de ascensos, en los que se lee que el inquilino de Palacio le indicó: «Comandante del Ejército Víctor Hugo Torres Quispe» y en otro mensaje inmediato, escribió: «Para coronel».

TAMBIÉN LEE: Óscar Benavides: Priorizaremos el desarrollo humano con educación y salud

En su declaración como testigo, recogida el 28 de diciembre pasado, Castillo argumentó que solo estaba consultando al comandante general del Ejército si Torres Quispe estaba postulando. Pero ahora deberá responder como investigado. La fiscal Benavides lo citó para el jueves 4 de agosto.

El singular abogado de Castillo, Benji Espinoza, presentó a la fiscal Benavides un pedido para que anule su decisión y sostiene: «Esta es una violación grave y abierta a la cosa decidida, que es inmutable (…) hay violación a la doctrina de los actos propios, la institución ya tomó una decisión, las personas no lo pueden cambiar». 

Por estas investigaciones, Castillo ha sido citado a declarar a la Fiscalía el 4 de agosto y Bruno Pacheco, actualmente prófugo de la justicia, el 3 de ese mismo mes. Además, se ha solicitado las declaraciones de los empresarios y colaboradores eficaces (en el caso de licitaciones irregulares en el Ministerio de Transportes) Karelim López y Zamir Villaverde.

TE PUEDE INTERESAR:

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.