Persiguen a PNP usando a testigos delincuentes
A+

Álvaro Rodas, el fiscal que gestionó la prisión preventiva contra el comandante PNP Enrique Prado, se basó exclusivamente en testimonios de delincuentes y pruebas adulteradas por estos, para armar su tesis del “escuadrón de la muerte”.

Así lo demostró el mismo Prado, mostrando a ATV los documentos que confirman las mentiras de reclusos como Humberto Santillán Otiniano, exjefe de la División de Investigación del Crimen Organizado.

Este sujeto sería el colaborador eficaz 12100-2017, quien acusa a Prado de haber “centrado” a cinco delincuentes para un operativo del 2014. Sin embargo, esto lo habría revelado luego del 2017, cuando fue encarcelado por encabezar la banda de extorsionadores “Los babys de Oquendo”.

“Es el señor Santillán, él es está, a nivel nacional, dando detalles que no han existido. ¿Para qué? Para beneficios penitenciarios”, denunció Prado, agregando que ahora este personaje cumple arresto domiciliario, a pesar de que debería estar en un penal común.

Ante Rodas, el “baby” señaló que en un operativo en la carretera Ramiro Prialé se planeó que francotiradores los maten a distancia. Pero la pericia 1028 reveló que se usaron armas de calibre 9 mm. Es decir, pistolas simples.

Esto muestra que Santillán mintió, al igual que otro “testigo” que terminó siendo asaltante, Omar Fregueiros, quien acusaba a Prado y demás policías de asesinos, pero acaba de confesar que él mismo era miembro de una banda.

INOCENCIA

“Hay presunción de inocencia para estos delincuentes. ¿Para los operadores de justicia no existe presunción de inocencia?”, indicó Prado, desde la clandestinidad, situación en la cual está desde el último 12 de septiembre.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.