Ricardo Jiménez, exgerente general de BLANCO SAF: «Todo esto ha sido parte de una patraña»

Exdirector de la administradora de fondos de inversión afirmó que le han orquestado una mala campaña.


Ricardo Jiménez, exgerente general de BLANCO SAF afirmó que le han orquestado una mala campaña.

¿Por qué crees que el banco sacó este comunicado? ¿Qué es lo que ocurrió?

Te explico. Yo manejaba un porcentaje alto de partícipes que colocaron su confianza en BLANCO SAF. En el 2022 era socio de BLANCO junto con un grupo de cinco socios que manteníamos el 45%. Decidimos salirnos de BLANCO SAF por desacuerdos con la socia mayoritaria, María Luis Aguirre. La socia mayoritaria compra ese 45% y ella, con sus dos hijos Diego y Micaela Ortiz de Zevallos se convierten en los únicos dueños de BLANCO SAF. En ese momento entra el señor José Castillo Carazas, primero, como Director y después como Gerente General en el 2022. A partir de allí empezaron a haber cambios en los reglamentos, cambios en los acuerdos de pago de los clientes. Hubo varias situaciones que empezó a generar desconfianza en los partícipes. Ya en el 2023 se incrementó la desconfianza cuando ya empezaron a dejar de pagar los intereses. En 2023 prácticamente se frenó el pago de los intereses y hubo mucha gente afectada, mucha gente mayor, mucha gente con problemas de salud. Mucha gente que puso sus ahorros de toda la vida Que pusieron sus jubilaciones. Entonces, había una decisión de los inversionistas de retirar los fondos de blanco.

¿Qué se hizo al respecto?

Se tomó la decisión de retirar los fondos y transferirlos a otra sociedad administradora. Con el conocimiento de la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV), se solicitó una asamblea de partícipes para aprobar el retiro de fondos de BLANCO SAF. En ese momento, me convocaron para llegar a un acuerdo con la señora María Luisa Aguirre. El acuerdo, con una duración aproximada de 30 días, consistía en la incorporación de un director independiente. Se solicitó que el señor José Castillo dejara la gerencia general y se me pidió que asumiera el cargo para brindar tranquilidad y poder analizar la situación de los flujos, la cartera y las inversiones. Sin embargo, al asumir el cargo, no tuve acceso a ninguna información. Se me negaba sistemáticamente la información que solicitaba al Área de Finanzas, al Área Legal y a todas las áreas relevantes para mi función como Gerente General. Ante esta situación, presenté mi renuncia a la Gerencia General para dar paso al Gerente General adjunto, con la esperanza de que él pudiera acceder a la información necesaria. Tras mi renuncia, me mantuve como director y continué colaborando en el área comercial para seguir apoyando a los partícipes. Como parte de los acuerdos, se le había solicitado a María Aguirre que se retirara del cargo de Directora Ejecutiva. Sin embargo, ella se negó a renunciar, afirmando ser la dueña de la empresa y no poder dejar el cargo. Posteriormente, María Luisa Aguirre, ignorando al resto del directorio, decidió removerme del cargo de director. Luego de esto, envió un comunicado a los 1,500 partícipes informando que habían recibido una denuncia reservada del Ministerio Público en mi contra, acusándome de lavado de activos, crimen organizado y otros delitos. Ese mismo día, la información fue filtrada a la prensa y se convirtió en noticia en todos los medios.

¿Esa denuncia “reservada” existe?

Cuando la señora María Luisa Aguirre comunica a la Junta General de Accionistas que tuvo que removerme de su directorio luego de “tomar conocimiento”, por una notificación fiscal, de que se me había abierto una investigación penal en la Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Organizada, me apersoné a la fiscalía para ver de dónde venía la investigación y me doy con la sorpresa que viene de ella misma. Resulta que su gerente legal, Luis Málaga, me denunció por “Crimen Organizado, Lavado De Activos, Administración Fraudulenta y Otros” ante la mencionada Fiscalía y usando como pretexto esa denuncia me saca y lanza ese comunicado que ha rebotado en los medios.

¿Cuál es su conclusión?

Todo esto ha sido una patraña para impedir que yo realice una auditoría forense, para saber qué había pasado con los flujos. Se hablaba mucho de desviación de los fondos hacia fondos privados de la misma accionista y del gerente general. Se especula mucho, pero no puedo decir nada porque se me impidió conocer la verdad porque justamente para eso se iba a realizar la auditoria forense. Otro comentario es que la intensidad de la campaña de la señora Aguirre Salazar solo es una prueba más de que acá hay algo grave que requiere que la SMV intervenga antes de que sea demasiado tarde para los inversionistas. Siempre he creído que la verdad acaba triunfando sobre la mentira y no pienso parar en esta lucha por mis derechos y los derechos de los inversionistas que confiaron en mí. A ellos va todo mi compromiso, igual que todo mi agradecimiento a los amigos y colegas que en estos momentos difíciles me han hecho llegar su apoyo y solidaridad. No saben cuánta diferencia me hacen.

LO MEJOR DE JUDICIAL: 

Delia Espinoza, fiscal suprema, usa documento falsificado: otro papelón en sistema de justicia

Escándalo: fiscal cae con coima de investigado por drogas | Gestión de Juan Carlos Villena hace agua

Inspectoría PNP falla en intento por allanar oficinas de Diviac: Marita Barreto, del Eficcop, explicó las razones de la negativa

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookXInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.