Rosa Gutiérrez y Dina Boluarte envueltas en una historia de tráfico de influencias

Exministra ratificó ante la Fiscalía que hubo presión desde Palacio de Gobierno ante la remoción de exgerente general de EsSalud.


La expresidenta ejecutiva de EsSalud, Rosa Gutiérrez, declaró ante la Fiscalía que recibió presión desde Palacio de Gobierno para no retirar de su cargo al exgerente general de EsSalud, Iván Pereyra.

En su presentación ante las autoridades salpicó a dos asesores de la presidenta Dina Boluarte y hasta la misma mandataria de oponerse a su decisión.

Lo revelado sobre sus días en EsSalud fueron ante la fiscal Karina Quineche, quien escuchó los descargos de la también excongresista. Allí la exfuncionaria reveló que tiene capturas de conversaciones que corroborarían su versión.

MÁS INFORMACIÓN: Rosa Gutiérrez implicada en compra sobrevalorada: pidió adquirir televisor 4k al iniciar funciones en EsSalud 

Además, la exministra expuso que al llegar al ente de salud descubrió las irregularidades en los procesos de compra. Los casos detectados y que, según sus palabras, fueron denunciados son: contratación de servicio de vigilancia, compra de ambulancias y convenio de préstamos.

Rosa Gutiérrez declaró ante Fiscalía

Contracorriente tuvo acceso a los documentos fiscales, donde en un primer archivo Rosa Gutiérrez detalló que el jefe de gabinete de asesores, Mongan Niccolo Gaime, fue el “portador de las presiones investigables” para que revirtiera la remoción de Iván Pereyra.

Su declaración también salpicó al secretario general del despacho presidencial y amigo del hermano de la presidenta, Enrique Vílchez.

Además, en otro oficio reveló que, luego de mantenerse en su posición, el jefe de Gabinete de Presidencia, el secretario general de Palacio de Gobierno y hasta la misma Dina Boluarte, de manera sucesiva, la llamaron para que evalúe su decisión o en todo caso mantuviera al exgerente general por unos 15 días más.

Acusación la salpica

Un hecho que llamó la atención de la denuncia de Gutiérrez fue que, una de las irregularidades de las que habló fue la contratación de un servicio de vigilancia, el mismo que ella misma avaló.

La propia Rosa Gutiérrez firmó la adjudicación directa a una empresa con presuntos actos de corrupción, ESVICSAC. El monto otorgado a la compañía llegó a los 624 millones de soles.

Por este hecho la exjefa de EsSalud podría ser involucrada en la investigación fiscal ante el presunto delito de tráfico de influencias.

LO MEJOR DE JUDICIAL: 

Fernando Olivera opinó a favor de Odebrecht en Contraloría: así destruyeron el caso en última defensa

Cuestionada Inés Tello recomienda que JNJ investigue a Patricia Benavides

Alejandro Soto bajo investigación: Fiscalía inicia diligencias contra presidente del Congreso

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.