Testigo en caso Joaquín Ramírez denuncia intento de soborno
A+

Jesús Vásquez, piloto peruano y testigo clave, denunció ante la Fiscalía que le ofrecieron dos mil dólares para cambiar la versión sobre el exsecretario de Fuerza Popular, Joaquín Ramírez, quien es investigado por el presunto delito de lavado de activos.

Según el reportaje de un programa dominical, Jesús Vásquez envió el pasado diciembre unos audios, a través de su abogado Miro Toledo, al fiscal Wilson Salazar Requena, donde se escucha al empresario Alfonso Urrunaga ofreciéndole dos mil dólares.

En el desgravado de los audios se oye a Alfonso Urrunaga decirle a Jesús Vásquez que “la gente está muy nerviosa con el tema”, en referencia a su próxima declaración ante el Ministerio Público.

Urrunaga: Te cuento, esta gente está muy nerviosa con el tema ahorita

– Vásquez: ¿Quién? ¿Joaquín?

– Urrunaga: Sí. Tu declaración es… ese día… eh y puta hermano, yo, como te digo, ellos están ofreciendo 200 mil libros para ti

– Vásquez: ¿Cómo 200 mil?

– Urrunaga: Libros, libros, ya entiéndeme pues, de los verdes

– Vásquez: Ya, ¿Y?

– Urrunaga: Para…y te van a mandar el esquema con el doctor. Ya la situación es para quedar en paz y para que no haya problemas, ese es el número que ellos han dado hermano. – Ahora ya como te digo, eso ya depende de ti hermanito lindo.

El testigo clave informó que el empresario Urrunaga lo llamó reiteradas veces, según él, en nombre de Joaquín Ramírez.

Por su parte, el excongresista Joaquín Ramírez se pronunció al respecto y dijo no conocer al empresario Urrunaga. «No tengo nada que decir de esas estupideces», dijo.

Al término del reportaje, el abogado de Joaquín Ramírez, José Luis Castillo Alva, llamó al programa dominical para negar cualquier vinculación de su patrocinado con el audio.

“Sorprendido e indignado por la forma como se está procediendo por parte del señor Vásquez. Mi patrocinado niega tajantemente haber contactado, conocer directa o indirectamente al señor Urrunaga”, expresó el abogado.

Además, José Luis Castillo informó que denunció a Urrunaga ante la fiscalía por haber tomado el nombre de su patrocinado y haber involucrado a otras personas. También señaló que están dispuestos a que se levante el secreto de llamadas para confirmar que Joaquín Ramírez nunca ha tenido contacto con el empresario.