Toledo deja prisión y se pone mascarilla
A+

Luego de varios meses encarcelado por alterar el orden público en estado de ebriedad, e irregularidades en su defensa ante el pedido de extradición a Perú, Alejandro Toledo dejó la penitenciaría de Maguire (California) y regresó a su residencia en ese mismo estado norteamericano.

Según el juez Richard Hixon, el expresidente presenta riesgo de una persona vulnerable, por sus 73 años de edad y el consumo de sustancias que han mellado su salud.

“Dice que es la obligación de Flag of United States devolverlo a Flag of Peru con vida”, señaló la periodista Liliana Michelena.

Agregó que Eliane Karp fue a recoger a Toledo, acompañada de otro peruano, taxista, quien estaba en la puerta, “mirándola un poco feo”.

Como fianza, la justicia de Estados Unidos había establecido un millón de dólares, de los cuales la mitad fue abonado en efectivo por Karp y sus amigos Martin Carnoy, Andrea Neves, Larry Diamond y Eric Bredo.

Lo restante se aportará en propiedades inmobiliarias que el exmandatario ha sustentado tener en Washington.

Sin embargo, esta zona afronta una crisis por la pandemia del coronavirus, por lo cual los trámites podrían demorar varias semanas.

Cabe indicar que, tanto la audiencia del jueves, donde Hixon decidió el arresto domiciliario, como la notificación del viernes -rechazo a la apelación fiscal- no se realizaron en forma personal, sino por comunicación telefónica y vía internet.

SOBORNOS

Toledo afronta un proceso de extradición por el caso Lava Jato, donde habría recibido 35 millones de dólares como sobornos.

El Estado Peruano también ultima otro pedido similar, esta vez por lavado de activos en el caso Ecoteva.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.