Viceministra de Vizcarra iba a controlar a jueces
A+

Ana María Risi Quiñones, quien fue viceministra de Trabajo del gobierno de Martín Vizcarra, terminó fuera del proceso para dirigir la Autoridad Nacional de Control del Poder Judicial. Este organismo había sido creado por iniciativa del expresidente, para reemplazar a la Oficina de Control de la Magistratura, luego del escándalo de corrupción “Cuellos Blancos” en el 2019.

Ayer, durante la sesión de la Junta Nacional de Justicia dedicada a entrevistas personales, se comunicó de su “desestimiento”. De esta forma, Fátima Castro Avilés, conocida abogada que fue coordinadora de Seguimiento y Evaluación del Programa por Resultados de Familia del PJ, quedó como única finalista.

En la víspera, el portal El Foco había revelado dos informaciones que Risi había omitido en la hoja de vida que entregó a la JNJ.

“La primera tiene que ver con un poder notarial que entregó al abogado Jorge Luis Picón Gonzales, quien está vinculado a la empresa ‘off shore’ Colourcode International Limited, registrada por la firma Mossack Fonseca en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas, información que se dio a conocer en medio del caso Panama Papers”, indicó dicho medio.

A esto se agrega que la exviceministra de Trabajo tenía una relación de amistad con el actual secretario general de la JNJ, Juan Carlos Cortés. El organismo dirigido por Inés Tello había considerado que no procedía tacharla por esto.

RESOLUCIÓN

El 22 de diciembre de 2018, el entonces mandatario Martín Vizcarra firmó una resolución suprema para colocar a Risi Quiñones en un alto cargo público.

La Autoridad Nacional de Control del Poder Judicial puede investigar y sancionar administrativamente a jueces.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.