14 remedios contra el ‘pie de atleta’
Conoce qué plantas debes usar contra esta incómoda enfermedad.
A+

El “pie de atleta” es provocado casi siempre por hongos que pueden actuar de forma combinada y consecutiva. A continuación algunos remedios para el pie de atleta que ayudan a combatirlo y eliminarlo:

REMEDIOS POPULARES

1: Un remedio natural consiste en untar los pies con aloe vera varias veces al día.

2: Combinar medio litro de vinagre en dos litros de agua y luego introducir los pies en esta preparación, la cual debe estar muy caliente. También resulta conveniente enjuagar con agua avinagrada las medias y los calcetines (una medida de vinagre de sidra de manzana por cinco de agua). Dejar en remojo en esta solución media hora antes de lavarlos.

3: Preparar una cataplasma a base de 1 diente de ajo y 1 cucharada de llantén fresco, una tirita o esparadrapo y aceite de almendras dulces.  En un mortero, se machaca el diente de ajo pelado con las hojas frescas de llantén. Luego se aplica una pequeña cantidad de esta mezcla directamente sobre la zona afectada y recúbrela con una tirita o un esparadrapo. Se deja actuar durante una hora. Por último, se lava cuidadosamente la piel y aplica el aceite de almendra dulce. En caso de no encontrar hojas frescas de llantén, se puede preparar una infusión con un puñado de hojas secas de esta planta y 1/2 taza de agua.

4: Remojar los pies en una solución salina en una proporción de dos cucharaditas de sal por cada medio litro de agua tibia.  Se debe tener los pies de 8 a 10 minutos sumergidos en el agua con sal. A continuación, se secan por 10 minutos Se venda el pie con una gasa, se pone una media y se duerme con él toda la noche.

5: Añadir 1 cucharada de bicarbonato sódico a un poco de agua tibia y mezclar hasta formar una pasta. Con ella, frotar con suavidad la zona afectada, enjuagar después y secar con cuidado.

6: Colocar 30 gramos de jengibre en una taza de agua hirviendo. Dejar reposar por 5 minutos. Aplicar dos veces al día sobre el área afectada por el pie de atleta.

7: Aplicar dos veces al día jugo de cebolla.

8: Realizar una mezcla con 1 cucharada de polvo de ajo y otra de miel hasta lograr una pasta homogénea.  Aplicar en la zona afectada dejar por 20 minutos.  Luego enjuagar con agua y secar.

9: Mezclar 1/2 taza de vodka con 20 dientes de ajo, 1 cucharadita de canela molida y otra de clavos de olor molidos y colocar  en una botella de vidrio oscuro de cierre hermético. Tapar bien y dejar reposar durante dos semanas, sacudiendo la botella un día sí y un día no.

10: Remojar, por 5 minutos, los pies en una  mezcla de partes iguales de tomillo y manzanilla.  Pasado ese tiempo, enjuagar y secar.

11: Aplicar un masaje suave entre los dedos de los pies con unas gotas de aceite esencial de romero diluidas en aceite de oliva

12: Mezclar, a partes iguales, jugo de toronja y vinagre de manzana. Empapar una bolita de algodón con esta preparación y aplicar sobre la zona afectada.

13: Tomar un puñado de hojas frescas de olivo y molerlas hasta obtener una pasta. Luego, aplicar ésta de forma directa sobre el área afectada. Cubrir con cinta adhesiva y dejar puesta por 30 minutos.  Enjuagar con agua tibia y después secar bien.  Efectuar este remedio hasta 3 veces al día. Las hojas de olivo tienen virtudes anti fúngicas que ayudan a eliminar este tipo de hongos.

14: Colocar 3 bolsitas de té negro en medio litro de agua y hervir por 5 minutos.  Dejar que se refresque y colocar las bolsas directamente sobre la zona afectada.  También puede realizar baños de pies por 30 minutos con el líquido resultante y, luego, secar bien. Este remedio se puede efectuar 2 veces a la al día hasta que este hongo haya desaparecido. El té negro, con su ácido tánico, ayuda a reducir el exceso de humedad de los pies reduciendo así las posibilidades de sobrevivencia del hongo que causa el pie de atleta.

SEPA MÁS DE: 7 beneficios de la mandarina

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.