Aceituna para corazón y anemia
A+

Desde hace tiempo las aceitunas se han considerado un alimento prohibido en la dieta de las personas que quieren bajar de peso, ya que debido a su alto contenido de aceites esenciales se ha decidido dejarlo de lado. Bien, pues este mito es falso, nada más lejos de la realidad, ya que las aceitunas no solo son un alimento lleno de nutrientes saludables para el organismo, sino que además son una buena medicina natural.

Beneficios para la salud

Entre los beneficios que nos brindan hay que destacar su alto poder a la hora de prevenir enfermedades cardiacas y del aparato circulatorio, ya que el aporte elevado de grasas insaturadas hace que sea el perfecto regulador de los niveles de colesterol en el organismo, evitando que se cumule en las arterias haciendo que éstas se endurezcan y padezcan con el paso del tiempo. Además conseguiremos hacerlas más fuertes y resistentes.

Es un alimento altamente saciante que nos ayudará a la hora de mantener nuestro peso, pues contiene pocas calorías como hemos comentado anteriormente. Esto, unido a su alto aporte de fibra hará que las aceitunas ingeridas entre horas como aperitivo nos ayuden a controlar el hambre de la manera más sana posible. Tampoco debemos atiborrarnos a aceitunas, sino que combinadas con agua puede ser una buena manera de saciarnos.

Su aporte de hierro es un perfecto aliado para las personas que tienen anemia y necesitan por lo tanto una dosis extra de este mineral para volver a recuperar los niveles de glóbulos rojos en sangre. Hay que tener en cuenta que las aceitunas negras contienen más cantidad de este mineral que las verdes. A pesar de todo es importante saber que no están indicadas para las personas que padecen de hipertensión a causa de las altas cantidades de sodio que contienen.

Es necesario que en nuestra dieta las incorporemos, pero sin pasarnos. Lo recomendado son siete unidades al día que podemos ingerir a media mañana para así matar el hambre. Conseguir más energía para afrontar la mañana con las pilas cargadas.

Propiedades nutricionales

En primer lugar hay que desmentir que tengan tantas calorías como se ha comentado siempre. Es cierto que contienen altas cantidades de aceites esenciales omega-3 y omega-6, beneficiosos y necesarios para el organismo. Con ellos lograremos un mejor estado general del organismo a varios niveles que vamos a detallar a continuación. Pero la cosa no se queda solo ahí, sino que además tienen otra serie de nutrientes que no podemos pasar por alto.

Las aceitunas son una fuente natural de vitaminas A y C. Necesarias para mantener unos tejidos en perfectas condiciones y lograr unas defensas perfectas frente a las agresiones que llegan del exterior. A esto debemos sumarle el aporte de tiamina, necesaria para el correcto funcionamiento del sistema nervioso. El aporte mineral que nos brindan, sobre todo de hierro y sodio es muy adecuado para conseguir unos buenos niveles corporales. A esto hay que sumar lo fáciles de asimilar que son por el organismo. A esto hay que sumar su aporte de fibra que nos ayudará a depurar el organismo.

Fundamentales para vesícula y memoria.

La aceituna estimula los procesos digestivos, por lo que es ideal para abrir el apetito. También constituye un aperitivo natural que aumenta la producción de jugos gástricos. Facilita la digestión.

Tiene un efecto colagogo. Es decir, facilita el vaciamiento de la vesícula biliar. Es útil en las enfermedades que afectan este órgano del aparato digestivo.

Resulta vital en caso de vesícula perezosa y de mala digestión debido a alteraciones en el vaciamiento de la vesícula. En caso de piedras en la vesícula se puede usar, aunque con prudencia. También resulta auxiliar para la memoria, ya que reduce el estrés oxidativo en el cerebro.

De acuerdo con estudios realizados por la Universidad de Massachusetts, ingerir una porción diaria de aceitunas mejora la memoria en un 25 por ciento.

Debido a su contenido en aceite y fibra vegetal, tiene un suave pero eficaz efecto laxante.