Aceituna reduce el colesterol
Tiene diversas propiedades medicinales.
A+

Nuestra dieta alimenticia incluye una serie de productos de los que difícilmente imaginamos sus propiedades. Un claro ejemplo de ello es la aceituna, siempre presente en el desayuno o el lonche de muchos hogares.

Muchos desconocen que la aceituna es un alimento de gran valor nutritivo, rico en componentes grasos de gran calidad, además contiene todos los aminoácidos esenciales, gran cantidad de minerales, un apreciable contenido en carotenos (provitamina A), vitamina C y tiamina; y una buena cantidad de fibra, aportando unas 150 calorías por cada 100 gramos de alimento.

Uno de los rasgos más importantes de este producto es que el aceite de oliva, que proviene de la misma aceituna, es rico en grasas insaturadas y siempre se recomienda su uso porque ayuda a combatir el colesterol, favoreciendo además la absorción de las vitaminas liposolubles: E, A, D y K. Entendidos recomiendan su consumo diario para cuidar la salud del corazón.

Otra de las bondades de la aceituna es que ayuda a disminuir la presión arterial y es muy eficaz en casos de arterioesclerosis, dado que presenta un gran poder vasodilatador, con lo cual también previene la angina de pecho, al dilatar la arteria coronaria.

También se conoce que este fruto actúa como diurético, porque aumenta la producción de la orina, con lo cual favorece la eliminación de impurezas en el organismo, resultando muy benéfica para el tratamiento de la diabetes, inflamaciones del hígado o cálculos biliares.

PODER HUMECTANTE

De otra parte, el aceite de oliva resulta ideal para suavizar la piel y proporcionarle más humedad, lo que repercute en una piel más sana y más lisa, libre de arrugas. Para lograr buenos resultados se puede aplicar directamente sobre el rostro en forma de masaje o mezclar con otras plantas, destinadas a la elaboración de cremas faciales, sobretodo en pieles secas.

Para las personas que están mucho tiempo parados y tienen algunos problemas en los pies, los masajes con aceite de oliva ofrecen grandes resultados porque ayudan a reactivar la circulación.

MEJORA LA MEMORIA

Otra de las bondades del aceite de oliva son los resultados favorables en personas longevas. Se dice que su elevado contenido de antioxidantes parece contribuir de manera importante al efecto que la dieta mediterránea ejerce sobre la longevidad. De hecho, una dieta con un contenido elevado de ácidos grasos monoinsaturados protege frente a la pérdida de memoria y a las funciones cognitivas, a menudo asociadas con la edad.

Según algunos estudios, este tipo de alimentos no resultan indicados a edad temprana, porque aunque el individuo necesita grasas, éstas deben ser más diluidas, pues aún no existen los fermentos necesarios para degradarlas. A medida que aumenta la edad pueden consumirse de forma progresiva.

También se sabe que durante la vejez su consumo debe disminuir, pues el gasto calórico es menor, la capacidad metabólica disminuye y el colesterol se eleva en proporción al consumo de grasas.

Salsa de tomate con aceitunas y anchoas

Ingredientes

– 400 g de tomates frescos maduros

– 40 g de alcaparras

– 1 lata de olivas o aceitunas negras sin hueso

– 3 filetes de anchoas

– 4 dientes de ajo

– Sal y perejil

Preparación

Sumergir los tomates en agua hirviendo hasta que se quiebre la piel, luego retirar y pasar por un chorro de agua fría y pelar. Cortar los tomates por la mitad, retirar las pepitas y cortar en cubos pequeños. Si lo prefiere puede utilizar tomate enlatado al natural.

También debe cocinar el ajo picado con las anchoas cortadas en trozos pequeños. Agregar los tomates, las alcaparras y las aceitunas picadas y cocer por 20 minutos a fuego lento sin tapar. Finalmente, incorporar el perejil picado, rectificar sal, pimienta, retirar del fuego y dejar reposar.

SEPA MÁS DE: Adiós artritis con aceite de castaña

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.