Acondicionadores caseros para cuidar naturalmente tu cabello
A+

Cuidar tu cabello para que éste luzca sano y brillante no debería ser una tarea complicada ni que conlleve demasiadas horas, pero requiere una cierta constancia.

El cabello, además de cumplir una función estética que nos define, cubre y protege al cuero cabelludo de los agentes externos que le afectan, como el frío, el calor, la humedad, la contaminación…etc., y por eso, es muy importante mantenerlo sano y saludable.

Como cuidados básicos, conviene que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones:

Para que el pelo esté sano y brille, es básico mantener una higiene correcta y utilizar un champú que se adecúe a tus necesidades. Si tu cabello es graso, no te conviene que el champú sea demasiado cremoso, para no aportar más grasa a tu cabello.

También puedes utilizar un acondicionador, mejor si es natural, como cualquiera de los que te voy a contar a continuación, para que el cabello esté nutrido y no se dañe o rompa al desenredarlo o peinarlo.

Utiliza una mascarilla una vez a la semana, o por lo menos, cada quince días, dependiendo de si tu cabello está seco o graso.

Cuando laves tu cabello, no es necesario hacerlo con el agua muy caliente, ya que de esa forma lo debilitas y abres los poros del cuero cabelludo, facilitando luego su caída.

Peina tu cabello a diario, y también antes de dormir, preferiblemente con la cabeza boca abajo para estimular la circulación del cuero cabelludo y fomentar el crecimiento.

Corta tu cabello periódicamente, al menos las puntas cada tres meses para mantenerlo sano y saludable.

Usa los siguientes acondicionadores caseros

  1. Palta

Puede ser una buena alternativa sana y natural para dejar tu cabello sano y manejable tras el lavado. Gracias a la cantidad de nutrientes que tiene, entre ellos la vitamina E, el ácido fólico y varias vitaminas del complejo B. Solo necesitarás una palta madura, una cucharada de agua y un tazón de vidrio. Cuando tengas una crema uniforme, échala en el cabello y déjala actuar.

 

  1. Palta y mayonesa

Este acondicionador es especial para el cabello seco, ya que a las buenas propiedades del aguacate le añadirás las propiedades de la mayonesa para suavizar el cabello. Usa una palta y mayonesa casera, haz con ambos una crema que puedas extender por todo tu cabello.

 

  1. Palta y huevo

Para prepararlo vas a necesitar una palta madura, dos huevos orgánicos y un tazón. Pon en el tazón los dos huevos enteros y la pulpa de la palta. Con la ayuda de un tenedor, aplasta el aguacate y mézclalo bien con los huevos hasta obtener una pasta cremosa.

  1. Palta, plátano, huevo y aceite de oliva

A las buenas propiedades de la palta tienes que añadirles las del aceite de oliva, el plátano y la yema de huevo. Además, este acondicionador está especialmente indicado para el cabello graso.

  1. Aceite de oliva y romero

El aceite de oliva tiene muchas propiedades para cuidar la piel y el cabello de una forma natural. El romero te ayudará a fortalecer los folículos, evitar la caída prematura del cabello y mejorar la circulación del cuero cabelludo. Por lo que haces de esta mezcla un acondicionador ideal para hidratar el cabello de una forma natural y reparar las puntas abiertas.

En esta ocasión vas a necesitar una botella pequeña de vidrio, unos 250 mililitros de aceite de oliva virgen extra y unos 100 gramos de romero fresco. Pon en la botella vacía el aceite de oliva junto con las hojas de romero y deja reposar dos días para que el aceite pueda absorber la esencia del romero. Antes de aplicarlo sobre el cabello seco, agita el aceite para que se mezcle todo bien. Aplícalo con una brocha desde las puntas hasta la mitad del cabello más o menos. Separando tu cabello por mechones para extenderlo mejor y para asegurarte que se nutren e hidratan todas las puntas. Deja actuar unos 15 minutos y, a continuación, lava tu cabeza con un champú suave para retirar bien los restos.