Alertan a los padres a no confundir la COVID-19 con males menores de temporada en sus niños
A+

La temporada de verano trae consigo males habituales que se manifiestan en los niños: resfríos, infecciones estomacales por la fermentación de alimentos, problemas dermatológicos por picaduras de insectos, son los más comunes. Pero oculto y disfrazado de síntomas aparentemente leves acecha ahora el coronavirus.

El Dr. Pedro Valdez, pediatra asistente del Servicio de Emergencia Pediátrica del Hospital Edgardo Rebagliati Martins advierte que debemos estar muy atentos a la sumatoria de síntomas para no confundirlos.

“Lo que pasa es que hemos estado habituados a niños con cuadros febriles, diarreas, algunas deshidrataciones, los tomamos como propios de la época, una diarrea infecciosa. Pero hoy en día debemos ir más allá en la observación, antecedentes epidemiológicos por COVID en la familia y si el niño salió fuera de casa, hay que sospechar que se trata de un cuadro de COVID”, manifestó.

PUEDES VER | EsSalud Loreto recibió 130 balones de oxígeno medicinal

Durante el mes de enero se registraron 15 hospitalizaciones de menores por coronavirus en el hospital Rebagliati. Otros afortunadamente se estabilizaron rápidamente y continuaron atención ambulatoriamente, pero los niños con cuadros de leucemia están siendo los más afectados a diferencia de la primera ola.

“A diferencia de la primera etapa, ahora si hay repercusión en los niños. Hasta ahora los papás creen que comió algo, que le cayó mal, se resfrió sin embargo muchas veces detrás de esa enfermedad, aparentemente leve, tenemos al coronavirus, hemos tenidos chicos onco hematológicos que venían a su control por el problema de fondo y daban positivo a COVID sin mayores manifestaciones, pero hoy en día estos chicos hacen manifestaciones muy severas y en algunos casos letales”, señaló.

PUEDES VER | Alejandro Neyra: Chile enviará 60 toneladas de oxígeno

El doctor Valdez recomienda a los padres no bajar la guardia. Los niños no son inmunes. No confunda los síntomas del coronavirus en su niño con los resfríos o males de temporada.

“Los papás se confían, los niños vienen multimedicados después de varios días y hay niños que en 24 horas llegan graves. Podría ser algo menor, sí, pero para eso es importante la observación. Si hay fiebre persistente, vómitos, diarreas continuas sumados a la fiebre y dificultad respiratoria, ese es un cuadro mayor y estamos aquí las 24 horas para atenderlo”, expresó.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.