Algas curan el cuerpo
Conozca todos sus beneficios. Son ideales contra radiación, cuidan la digestión y poseen gran cantidad de calcio.
A+

Uno de los alimentos más completos que ofrece la naturaleza son las algas marinas, esas que muchas veces se nos sirve en el cebiche y que retiramos con desdén y rechazo, pero que tienen muchas propiedades, incluso la de hacernos eliminar la radioactividad que los celulares dejan en nuestro cuerpo.

A decir del biólogo Blas Silva, las algas concentran todos los minerales y electrolitos necesarios para el organismo humano y, por si fuera poco, permite eliminar los metales pesados y elementos radioactivos de la sangre en tiempos en que todos manejamos celulares o estamos frente a una computadora por mucho tiempo, es decir que estamos irradiados permanentemente.

Eso es posible por su contenido de ácido aligínico, importante nutriente muy usado en farmacia y en la industria que ayuda a eliminar la radiación del cuerpo.

Pese a los años, el debate sobre si la radiación de los celulares es dañina o no se mantiene. El sinfín de estudios científicos realizados al respecto no llega a teorías determinantes, aunque sí queda claro que la radiación que despide es del tipo no ionizante, es decir menos potente que otras.

No se descarta tampoco que el uso frecuente de los celulares pueda aumentar el riesgo de tumores en el cerebro, cabeza y cuello.

OTRAS PROPIEDADES

En diálogo con la Agencia Andina, el especialista mencionó que las algas marinas (también conocidas como yuyo) también ayudan a corregir el estómago y además proporcionan vitalidad y fuerza, por lo que su consumo en la dieta de los peruanos debe ser frecuente. Es, además, el único alimento que posee la vitamina B12, que es la vitamina del crecimiento.

Empero, dijo que las algas deben ser masticadas muy pacientemente porque si se tragan casi enteras al día siguiente se eliminará sin aprovechar sus nutrientes acumulados por años, ya que fue una de las primeras especies que aparecieron en el mar.

MÁS BENEFICIOS

1- Las algas marinas son densas en nutrientes, de hecho, el contenido en nutrientes de las algas marinas es en general superior al de las plantas terrestres. Contienen vitamina A, C, D, E, B1, B2, fósforo, potasio (lo que da a las plantas su sabor salado y no el sodio como muchos creen), hierro, yodo, fibra, sodio y pequeñas cantidades de proteínas vegetales. Todos estos nutrientes esenciales son de fácil asimilación.

2- Las algas tienen hasta 10 veces más calcio que la leche. Ésta es probablemente la razón principal por la que las algas se consideran superalimentos.

3- La composición química del agua del mar se parece mucho a la de la sangre humana. El consumo regular de algas en cantidades controladas puede ayudar a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, limpiar el sistema digestivo, purificar y alcalinizar la sangre y limpiar el sistema linfático. El ‘alginato de ácido’ de las algas puede incluso unirse al material radiactivo para ayudarnos a eliminarlo de nuestro cuerpo.

4- Tienen propiedades antivíricas, antiinflamatorias y inmunomoduladoras, por lo tanto, fortalecen el sistema inmune y previenen numerosas enfermedades.

5- Son ricas en yodo, un mineral fundamental para la tiroides y para la salud en general. La tiroides es una de las glándulas endocrinas más grandes del cuerpo y es responsable de una diversidad de procesos muy importantes como el uso de energía, la creación de proteínas, el sistema inmune y nuestra reacción a otras formas hormonales. Muchos problemas de tiroides se deben a una falta de yodo, ya que el cuerpo no produce suficientes cantidades de yodo por su cuenta y se tiene que consumir a través de los alimentos.

6- Las algas marinas son saciantes, pero no engordan. Por lo tanto, son ideales para evitar el sobrepeso y la obesidad.

SEPA MÁS DE: Acabe con los problemas digestivos

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.