Alrededor de 190 millones de latinoamericanos padecen de dolor crónico

El presidente de Asped, Enrique Orillo, señaló que el 35 % de la población peruana sufre esta patología.

Se estima que 190 millones de personas padecen de dolor crónico en Latinoamérica y 12 millones de ellos presenta incapacidad por dolor lumbar crónico, informó este jueves especialistas de Lima a través de un comunicado.

Con motivo del Día internacional contra el dolor, que se conmemora el 17 de octubre de cada año, el presidente de la Asociación Peruana para Estudios del Dolor (Asped), Enrique Orillo, señaló que el 35 % de la población peruana, de 32 millones de habitantes, sufre de dolor crónico.

Orrillo remarcó que en Perú existe dificultad en el abordaje del dolor crónico, debido a que, en muchos casos, este es percibido como un síntoma, a pesar de que si se prolonga por más de tres meses es considerado una enfermedad.

En el país andino hay, además, una tendencia a la automedicación, lo que hace que “los pacientes reciban recomendaciones del dependiente de la farmacia, familiares y otras personas que no necesariamente tienen una formación académica, lo cual puede agravar su condición”, añadió.

TAMBIÉN LEE: Guido Bellido a Mirtha Vásquez: «El pueblo luchó por el cambio y no para que sigan los de siempre»

Al referirse a la situación regional, el presidente de la Federación Latinoamericana de Asociaciones para el Estudio del Dolor (Fedelat), Marco Narváez, comentó que esta enfermedad es una de las principales causas de discapacidad, ya que produce daño funcional, físico y psicológico, tanto al paciente como a su familia.

Narváez añadió que con el avance de las campañas de vacunación contra la covid-19 en América Latina “muchos pacientes están retornando a consulta” y “a ellos se suman quienes no habían sido diagnosticados o enfermaron en ese periodo, lo que ha producido una sobredemanda en la atención“.

Esta situación, unida al déficit de especialistas para el adecuado manejo del dolor, representa un importante desafío sanitario en Latinoamérica donde, según Narváez, el tiempo que tarda un paciente en acceder a un diagnóstico y tratamiento oportuno puede extenderse hasta dos años.

Por su parte, el presidente de la Asociación Colombiana para el Estudio del Dolor (ACED), Felipe Mejía, afirmó que si bien el dolor crónico suele asociarse a enfermedades degenerativas en edad avanzada, a patologías como el cáncer o al periodo posoperatorio, esto no significa que se deba padecer.

“Un adecuado diagnóstico nos aproxima al mejor manejo posible del dolor crónico y al control de su patología o de los síntomas dolorosos, dependiendo de su caso“, sostuvo.

Finalmente, los expertos coincidieron, en ese sentido, en que es importante dar prioridad a la educación de profesionales y la debida atención del dolor crónico en la región.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.