Ayuda para la mamá primeriza
A+

No existe un manual de “madre primeriza”. Por ello, lo primero que se debe hacer es aceptar que probablemente se cometerán errores en esta etapa, y eso es normal. Así lo indicó el psicólogo José Palo­mino, de la Municipalidad de Miraflores.

“Hay que recordar que nadie nos enseña a ser padres, es algo que aprendemos con la práctica. Y aunque nos tro­pecemos no tenemos por qué angustiarnos”, dijo el especia­lista, quien brinda algunos con­sejos para ayudar a las mamás primerizas en la magnífica pero ardua tarea de cuidar, criar, ali­mentar y educar a un hijo.

Los primeros años de vida del infante son de gran importan­cia. El vínculo que la madre establezca con él lo ayudará a ser un niño y un adulto sano y feliz. Por eso, durante el embarazo se deben evitar vínculos emo­cionales tóxi­cos o relacio­nes patológicas, porque estos se transmitirán al nuevo ser, sugirió el especialista.

“Se debe tener presente que los sentimientos negativos como el miedo, la angustia, la desesperanza y el rechazo ya no solo le pertenecen a la madre. De aquí en adelante forman par­te del crecimiento neuro­lógico y emocional del bebé y conformarán su personalidad futura”, advierte el psicólogo.

Otro aspecto importante es la lactancia materna. El acto de amamantar no solo confiere una óptima nutrición y trans­misión de defensas al sistema inmunológico del niño, sino que también fortalece los lazos entre madre e hijo. Además, incrementa el sentimiento de seguridad.