Cebolla para el reumatismo
Además es ideal para prevenir la osteoporosis y cuidar el corazón.
A+

¿Sabías que la cebolla es una de las primeras plantas que fue cultivada? Internamente es muy buena para controlar el colesterol, la hipertensión o la gota, mientras que en uso externo se utiliza para algunas dolencias relacionadas con la piel y el cabello, como la caspa o para conseguir que el cabello crezca de una forma rápida y sana.

PROPIEDADES

Anticoagulantes, cardiotónicas, hipoglucemiantes, (ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre), ayuda a fijar el calcio en los huesos, diuréticas,  bactericidas, fungicidas, digestivas, desinfectantes, emenagogas, (ayudan a la regulación del ciclo menstrual) y depurativas.

BENEFICIOS

* La cebolla trae los siguientes beneficios para tu salud:

Potente acción contra el reumatismo.

Ayuda a prevenir la osteoporosis.

Protege el sistema cardiovascular.

Limitación de las infiltraciones de líquido seroso en los órganos, lo que puede originar edemas.

Eficacia demostrada sobre el sistema urinario y sobre la próstata.

* Además, la cebolla contiene:

Fósforo, que facilita el trabajo intelectual.

Silicio, el cual mejora la elasticidad para las arterias.

Compuestos que favorecen la fijación del calcio en los huesos.

Vitaminas A, B, y C.

Azufre, hierro, yodo, potasio, y dosis moderadas de sodio.

PARA QUÉ SIRVE

* En uso interno, es buena para:

– Mejorar la circulación: esta planta tiene importantes propiedades antitrombóticas (no formación de coágulos en la sangre) por lo que resulta muy adecuada para fluidificar la circulación sanguínea y evitar o luchar contra las enfermedades circulatorias siguientes: arteriosclerosis, colesterol, hipertensión, angina de pecho y otras relacionadas con una mala circulación como las hemorroides.

– Favorecer la eliminación de líquidos corporales, siendo muy adecuada en casos de reumatismo, gota, hidropesía, edemas, y vejiga.

– Combatir procesos infecciosos, ya que, junto con el ajo es uno de los mejores remedios naturales bactericidas que se pueden utilizar para combatir procesos infecciosos del aparato respiratorio ( gripe, bronquitis, faringitis, etc.) y del digestivo (putrefacciones intestinales, diarrea, etc.).

– Favorece la digestión, ya que estimula el hígado, la vesícula y el páncreas, aunque debería evitarse en aquellos casos en que exista hiperclorhidria (acidez estomacal) así como en estómagos delicados.

– Estudios recientes parecen asociar el consumo de la cebolla con la inhibición del cáncer.

– Disminuye las reacciones alérgicas: la quercetina es un flavonoide que resulta muy útil para disminuir las reacciones alérgicas producidas por el polen.

– Favorecer el desarrollo del tejido óseo y prevenir la osteoporosis: hay estudios que evidencian que el consumo diario de este alimento favorece el desarrollo del tejido óseo, disminuyendo en un 20 % la osteoporosis.

* Mientras que en uso externo:

– Picaduras de insectos: como desinfectante contra las mordeduras o picaduras de animales, especialmente de insectos como las picaduras de mosquitos.

– Verrugas: colabora en su eliminación.

– Loción capilar: además de estimular el folículo piloso, el azufre, elimina la caspa y ayuda a conservar el cabello.

– Sabañones: ayuda a eliminar su picor, y actúa como antibiótico natural.

CONTRAINDICACIONES

El consumo del bulbo de la planta de cebolla está contraindicado para personas que presenten casos de gastritis, úlcera o acidez estomacal, ya que podría agravar estas situaciones.

Además no se recomienda su consumo para personas que presenten un estómago delicado, ya que puede ocasionar malestares estomacales.

Debido a que la planta de cebolla actúa como un anticoagulante no está recomendado el consumo del bulbo en caso de tener hemorragias internas.

SEPA MÁS DE: 7 remedios para la tensión muscular

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.